Sopelana

Sopelana

 
Mun. de la prov. española de Vizcaya; 9 917 h.
Ejemplos ?
Tiene una extensión de 8,42 km² y una población de 13.061 habitantes con una densidad poblacional de 1.556,72 hab./km². Julio Caro Baroja incluyó Sopelana entre su serie de topónimos vascos terminados en el sufijo -ana, de origen latino.
Caro Baroja logró proponer nombres propios relacionados con casi todos estos topónimos, que indicarían el nombre del originario propietario de la villa. Sin embargo, para el caso de Sopelana, Baroja no llegó a proponer ningún nombre propio que estuviese en la raíz de dicho nombre.
La torre de la antigua iglesia de Sopelana (fundada en el siglo XII) estuvo edificada sobre la casa-torre del linaje de los Sopelana.
En 1515 Gonzalo Martínez de Sopelana pidió en su testamento, ser enterrado en la iglesia de San Pedro de Sopelana "junto a su quinto abuelo Fortún Astech de Montehermoso de Salcedo, señor de Sopelana".
Este personaje, aparece nombrado en las "Las Bienandanzas e Fortunas" de Lope García de Salazar, según el cual fue hijo de Lope Martínez de Ondáçarros de Salcedo, perteneciente a la casa de los Marroquín de Montehermoso y posible fundador del linaje de los Sopelana.
La anteiglesia de Sopelana (en euskera Según la Real Academia de la Lengua Vasca:. y oficialmente, Deia, 29 de enero de 2014. Sopela) es un municipio de la provincia de Vizcaya, comunidad autónoma del País Vasco (España).
Caro Baroja, realizó una completa lista de localidades con terminación -ana del País Vasco y Navarra, estando situadas en su mayor parte en la parte sur y más romanizada del territorio aunque algunas de estas como Sopelana se encontraban en la parte más septentrional y a priori menos romanizada del territorio.
Esta hipótesis de un origen romano de Sopelana no es descartable ya que en Sopelana se han encontrado unos restos romanos (cerámicas y monedas).
Aunque el nombre de Sopelana se sigue utilizando en euskera actualmente, la Real Academia de la Lengua Vasca ha fijado Sopela como el nombre en euskera de la localidad en repetidas ocasiones.
Prestigiosos lingüistas como Koldo Mitxelena especularon que Sopelana pudiera derivarse de Txope, un diminutivo utilizado en euskera para referirse a Lope y que se encuentra bien documentado.
Así se ha teorizado sobre una posible evolución del topónimo de la casa solar, que se habría originado como Txopelena (en euskera significaría de Lopito); y habría evolucionado como Txopelena → Sopelena → Sopelana.
Otro posible origen del nombre podría ser una deformación de zubel + ana ('lugar de carrascos') y su posterior evolución de "u" a "o" y de "b" a "p" (en euskera vizcaíno) a Sopelana.