Solidaridad Catalana

(redireccionado de Solidaritat Catalana)

Solidaridad Catalana (Solidaritat Catalana)

 
hist. Movimiento político catalán creado en 1906 como protesta a la Ley de Jurisdicciones y con la finalidad de conseguir la autonomía de Cataluña y hacer un frente común ante las elecciones de abril de 1907.
Ejemplos ?
Por su parte Josep Tarradellas, que contaba con el apoyo de la mayoría de ERC, creó otra instancia unitaria llamada Solidaritat Catalana, y en la que estaban todos los partidos catalanes, incluida la Lliga, pero también dejando fuera a los comunistas del PSUC.
Lo que quedaba en pie de Solidaritat Catalana se vino abajo tras la crisis de la Semana Trágica de 1909. Al año siguiente el catalanismo progresista consiguió articularse con la creación de la Unión Federal Nacionalista Republicana, resultado de la fusión del Partido Republicano Democrático Federal, la Unión Republicana, y el Centre Nacionalista Republicà, pero la Unión Federal sólo duró seis años, integrándose la mayoría de sus miembros en el Partit Republicà Català fundado en 1917, y al que también se incorporó Lluís Companys, procedente del Partido Reformista.
En 1911 la Diputación Provincial de Barcelona presidida por Prat de la Riba decidió impulsar una vieja reivindicación catalanista, que aparecía también en el programa de la coalición Solidaritat Catalana: aglutinar las cuatro diputaciones catalanas en un único ente regional.
La gran sorpresa de las elecciones fue la irrupción de Solidaritat Catalana per la Independència, encabezada por el expresidente del F.C.
En las elecciones generales de 1907 Solidaritat Catalana obtuvo un triunfo arrollador ya que consiguió 41 diputados de los 44 que le correspondían a Cataluña y el 67% de los votos —aunque Lerroux mantuvo el suyo, lo que le permitió mantener la inmunidad parlamentaria y volver de Argentina a donde se había marchado, mientras sus partidarios realizaban actos violentos contra los dirigents y los periódicos que apoyaban a la Solidaritat Catalana—.
La coalición Solidaritat Catalana se acabó rompiendo a causa fundamentalmente del apoyo de la Lliga Regionalista al proyecto de ley de Administración local que presentó el gobierno de Antonio Maura que admitía la posibilidad de crear un ente regional en Cataluña, pero que finalmente no fue aprobado.
No obstante, su aceptación por parte de la intelectualidad madrileña sufrió un proceso paralelo al catalán: primero exaltación, después recelo, y finalmente rechazo, probablemente por cuestiones políticas, pues Rusiñol se había manifestado a favor de la campaña catalanista del movimiento Solidaritat Catalana.
Además de los partidos que ya habían tenido representación parlamentaria en el período anterior, también consiguió entrar en el Parlamento una nueva coalición de partidos independentistas, agrupados bajo el nombre de Solidaritat Catalana per la Independència y con el liderazgo de Joan Laporta.
En la provincia de Gerona, en la población de Salt, un municipio que ha tenido serios precedentes de tensión entre la población inmigrante y local, también obtuvo tres concejales, mientras que en Olot aumentó uno más, logrando un total de dos y por primera vez logró entrar en Ripoll. Solidaritat Catalana per la Independència presentó una denuncia a la Junta Electoral de Igualada con motivo de la presencia en la red de un video de Plataforma per Catalunya que consideraba ofensivo.
En 1911 Enric Prat de la Riba, presidente de la Diputación Provincial de Barcelona desde 1907 y uno de los dos líderes de la Lliga Regionalista junto con Francesc Cambó, decidió impulsar una vieja reivindicación catalanista, que aparecía también en el programa de la coalición Solidaritat Catalana que ganó las elecciones generales de 1907 en Cataluña: aglutinar las cuatro diputaciones catalanas en un único ente regional.
Contó con el apoyo de las organizaciones independentistas Òmnium Cultural, la Asociación de Municipios por la Independencia, Asamblea Nacional Catalana (ANC), Súmate, Solidaritat Catalana per la Independència, Reagrupament,Catalunya Sí, Catalunya Acció y Avancem.
Debido a sus dimensiones y su situación céntrica, el teatro fue también utilizado en actos políticos. El 14 de abril de 1907, en un mitin celebrado en el teatro Tívoli fue proclamada la Solidaritat Catalana.