Sisinio

Sisinio (Sisinnius)

 
(m. 708) Papa en 708. Gobernó solo 20 días.
Ejemplos ?
Incluso canónigos como Arboleya los censuraban por insistir más en las obligaciones de los obreros que en las de los capitalistas, y no proponer seriamente la reivindicación de derechos ni la reparación de injusticias. El jesuita Sisinio Nevares promueve la Confederación Nacional Católico-Agraria.
Ariel, 1998. Ana Guerrero, Juan Sisinio Pérez Garzón y Germán Rueda, Historia Política, 1808-1874. Madrid, Ediciones Istmo, 2004.
Envió a Val di Non y Val di Sole los misioneros Sisinio, Martirio y Alejandro, que fueron martirizados el 29 de mayo de 397 en Sanzeno, y en honor de los cuales Vigilio escribió De Martyrio SS.
Aparentemente, tuvo discípulos cristianos: se cuenta que Sisinio, más tarde obispo novaciano en Constantinopla, estudió con Máximo.
(1978) Acerca de las aportaciones económicas de Valentín Andrés Álvarez (1980) El libertino y el nacimiento del capitalismo (1981) El impacto de la crisis económica en el mundo actual (1982) Avances científico-tecnológicos y progreso económico español: un reto para el futuro (1985) Joaquín Costa (1987) Economistas españoles contemporáneos (1990) La Compañía de Jesús y la reforma de la economía española: (del Padre Luis Coloma al Padre Sisinio Nevares) (1993) Los años en que no se escuchó a Casandra o El fracaso de la expansión de 1985 a 1992 (1993) Historia de la economía asturiana (1994) Los años perdidos...
de Derecho, Valencia, Imprenta Nueva Alianza,1882. La moral de la derrota (1900); reimpreso con introducción de Juan Sisinio Pérez Garzón, Madrid: Biblioteca Nueva, 1997.
Pérez Garzón, Juan-Sisinio (2001): Modesto Lafuente, artífice de la historia nacional española, Pamplona, ed. Urgoiti. Los nacionalismos franquistas, Madrid, Marcial Pons.
Revista Ayer 35: 53-86, Madrid: Marcial Pons. Pérez Garzón, J. Sisinio et alii (2000): La gestión de la memoria. La historia de España al servicio del poder, Barcelona, Crítica.
En la zona superior se puede ver al santo convirtiendo a Teodora (en contra de la voluntad de su marido Sisinio, cortesano de Nerva) y la escena de la inventio de la fuente de la vida señalada por el Cordero.
Hasta el momento, el Grupo de Memoria Histórica de la CNRR ha presentado los siguientes informes:; (más de 650 documentos -artículos y libros-, muchos de ellos a texto completo y descargables) Juan Sisinio Pérez Garzón y Eduardo Manzano, Memoria histórica, Madrid, CSIC-La Catarata, 2010.
Una posición intermedia es la que mantiene Juan Sisinio Pérez Garzón que afirma "que no es incompatible la existencia de una trama organizativa para destruir el poder eclesiástico y derribar el gobierno, con que ésta se solape y aproveche una coyuntura de exasperación popular —por el cólera— para sembrar el terror entre los frailes y servirse de una táctica de pánico para justificar el asalto a las posesiones clericales”.
Una línea similar es la que mantiene Juan Sisinio Pérez Garzón que destaca que en el amotinamiento participaron personas relevantes sectores sociales “que encauzan la ira popular” y al mismo tiempo fue “una acción colectiva de castigo y también de prevención contra unos frailes transformados en el imaginario popular como los únicos causantes de la guerra y de sus penalidades”.