Simón


Búsquedas relacionadas con Simón: san Simón

simón

(De coche de don Simón, nombre que hace referencia a un alquilador de coches madrileño.)
s. m. Antiguo coche de caballos de alquiler.

Simón (Šim'ōn)

 
Nombre del príncipe de los apóstoles, Pedro.
Traducciones

Simón

Simon

Simón

Simon

Simón

Simon

Simón

Simon

Simón

Simon

Simón

Simon

Simón

سيمون

Simón

Simon

Simón

西蒙

Simón

西蒙

Simón

Simon

Simón

Simon

Simón

סיימון

Simón

사이먼

Simón

Simon

Simón

SMSimon
Ejemplos ?
Que don Simón Bolívar cuidase mucho del aseo de su per- sonita y que consumiera diariamente hasta un frasco de agua de Colonia, á fe que á nadie debe maravillar.
Se dice que influenciado por un hombre de gran ilustración, que fue algo así como su maestro, Simón Rodríguez, un día estando en Roma, desde el monte Aventino juró que iba a consagrar su vida a la libertad de América.
-¡Ah!- quedé pasmado mientras Alicia me decía: -Sí, por aquí también anda que anda y anda el conejo relojero, la reina de las barajas, la tontuela de Blanca Nieves, la muy hipocritona de Cenicienta dándole vuelo a la hilacha en los bailes, como Rosita Alvírez de los corridos mexicanos o la dama de Sevilla que va a la Ermita de San Simón.
La tendencia liberal republicana Los más destacados representantes –no los únicos- de la tendencia liberal-republicana fueron Simón Bolívar (1783-1830) y sus principales colaboradores.
Reunidos en el Congreso los Diputados de esta Banda Oriental y demás pueblos de la Liga y Confederación que están bajo la protección del Jefe de este Ejército, don José Artigas, para tratar de los medios de una unión libre, igual y equitativa, con el gobierno de Buenos Aires, y fundar sobre esa base una paz sólida y duradera, abierta ayer (29 de junio) la primera acción, en que fuimos instruidos por el señor General del éxito desgraciado que había tenido la negociación entablada con los diputados de dicho gobierno, se ha tenido por conveniente en dicho Congreso, reproducir las mismas reclamaciones hechas anteriormente con dicho señor General autorizándolas con una Diputación en que hemos sido electos los ciudadanos doctor don Simón García de Cossio...
adrón de la ciudad de Talca en 1787 CABALLEROS 1 Don Domingo Paíz 2 Don Manuel Concha 3 Don Simón de la Fuente 4 Doña Francisca Corvalán vda.
Andrés José de Rojas. —Tilo Arauchi.—Mariano de Solo.—Simón Ola neta,— José María Frías.—Agustín Carcaga.—Marcelino Antonio de Peñaranda.
Lo lógico es que después de ese juramento, descripto con pelos y señales por Simón Rodríguez, que era un perfecto sinvergüenza, era que Bolívar se pusiese a trabajar en esa causa, ya que era un hombre activo e impetuoso.
Más radical aún era el proyecto de uno de los fundadores, junto a Bilbao, de la “Sociedad La Igualdad” chilena (1850), Santiago Arcos, quien llegó a proponer una reforma agraria; o el ideario democrático de ya anciano Simón Rodríguez, ilustrado maestro de Simón Bolívar.
Sé que esta visión de México coincide con la de las naciones latinoamericanas; quiero saludar aquí a los destacados jefes de Estado y de gobierno de la República Argentina, doctor Raúl Alfonsín; de Belice, señor Manuel Esquivel; de Colombia, doctor Virgilio Barco; de Cuba, comandante Fidel Castro; de Honduras, ingeniero José Simón Azcona; de El Salvador, ingeniero José Napoleón Duarte; de Guatemala, licenciado Vinicio Cerezo, y de Nicaragua, comandante Daniel Ortega, su presencia en nuestro país ratifica una voluntad de afianzar los acercamientos y abrir paso a una nueva etapa de integración entre nuestras naciones.
A no haber desaparecido en 1884, por con- secuencia de voraz (y acaso malicioso) incendio, el archivo del Tribimal Mayor de Cuentas, podría exhibir copia certificada del reparo que á esa partida puso el vocal á quien se encomen- dó, en 1829, el examen de cuentas de la comisaría del ejército libertador Lógico era, pues, que para el sibarita don Simón aprestasen en Caraz buena casa, buena mesa y etc., etc., etc.
No, no y no Su invariable amiga.— ilíaniieZa.» IV Si don Simón Bolívar hubiera tropezado un día con el in- glés, seguro que entre los dos habría habido el siguiente diálogo : —Como yo vuelva á saber que escribe á mi dulcinea...