Sigüenza

Sigüenza

 
Mun. de la prov. española de Guadalajara, cab. de p. j.; 4 643 h.
Ejemplos ?
Alonso, y peleó valerosamente en su defensa en la batalla de Olmedo. En este reynado fue hecho sucesivamente Obispo de Sigüenza, Cardenal de España, y Arzobispo de Sevilla.
Había Sigüenza recibido de la naturaleza una imaginación delicada y vivísima, que en el tiempo de su juventud le traxo alternativamente del siglo al retiro, y del retiro al siglo: dióse á las bellas artes, cultivó la Poesía, la Música y el Dibuxo; y uniendo á ellas la bizarría propia de las costumbres de aquel siglo, se dedicó también á manejar la espada, y empezó á inclinarse al exercicio de la guerra.
Entonces hizo conocimiento con el laborioso, que acopiaba los tesoros de la Biblioteca, disponía el plan de estudios que había de seguirse, é instruia á varios Monges en algunos ramos de literatura. Sigüenza sediento de doctrina bebió en aquella rica fuente, y juntó á sus antiguos conocimientos otros muchos debidos á la amistad de Montano.
SIERRA: Albendiego, Alcolea de las Peñas, Alcorlo, Aleas, Alpedrete de la Sierra, Angón, Arbancón, Arroyo de las Fraguas, Atienza, Baides, Bañuelos, Beleña del Sorbe, Bodera (La), Bustares, Campillo de Ranas, Campisabalos, Cantalojas, Cardoso de la Sierra (El), Cendejas de Enmedio, Cendejas de la Torre, Cincovillas, Cogolludo, Condemios de Abajo, Condemios de Arriba, Congostrina, Estriégana, Fuencemillán, Galve de Sorbe, Gascueña de Bornova, Hiendelaencina, Hijes, Huerce (La), Huermeces del Cerro, Jirueque, Majaelrayo, Matarrubia, Medranda, Membrillera, Miedes de Atienza, Mierla (La), Miñosa (La), Monasterio, Montarrón, Navas de Jadraque (Las), Negredo, Olmeda de Jadraque (La), Ordial (El), Palmaces de Jadraque, Paredes de Sigüenza...
Cuento de cuentos llo se ha de contar; y si se ha de contar, no hay sino sus, manos á la obra. Digo, pues, que en Sigüenza habia un hombre muy cabal, y muchucho, que diz que se decía Menchaca, de muy buena capa.
-Hombre, lo que hay de Villalain es que por fuerza tiene alas en los pies, como Mercurio, porque anteayer anocheció hacia Molina y ayer amaneció hacia Segovia. -Pues a ese paso no dudo que el mejor día anochezca en Sigüenza y al siguiente amanezca en el barrio de Salamanca.
La noticia era una carta del señor obispo de Sigüenza, su padrino, en que su ilustrísima le anunciaba que iba a ir por el Tomillarejo a la visita pastoral, y le encargaba que lo pusiese en conocimiento del señor cura, en cuya casa deseaba hospedarse, siguiendo su costumbre en tales casos de no aceptar más hospitalidad que la de los párrocos.
La Resalada se tranquilizó con esta promesa del señor obispo, y el señor obispo y Macario volvieron a casa del señor cura, donde la viejecita había dispuesto ya una mesa, digna, no ya del obispo de Sigüenza y sus acompañantes, sino del mismo apostolado con Cristo a la cabeza.
Pablo, y á la fuerza de sus persuasiones, se convirtieron, entre multitud de Judíos, su madre y sus hermanos, que también lo eran, y cinco hijos que tenia de legítimo matrimonio, á saber: D. Gonzalo, Obispo de Plasencia y Sigüenza, D.
Este le distinguió siempre como el primero de sus discípulos; y quando se retiró del Escorial, fue elegido Sigüenza unánimemente para sucederle en todos sus cargos.
Abandonado del Rey, de la Corte y de sus hermanos, el desdichado Sigüenza fue llevado á Toledo, donde estuvo preso siete meses mientras su inocencia se acrisolaba.
Digamos ahora, para concluir en esta parte, que por haberle comprado el manuscrito la Real Academia Española poco antes de la catástrofe de Sigüenza, donde Jiménez asesinó á su querida suicidándose en el acto, hubo de intervenir en cierto modo la docta Corporación en la causa criminal, por medio de académicos tan ilustres como D.