Serafín y Joaquín Álvarez Quintero

Quintero, Serafín y Joaquín Álvarez

 
V. Álvarez Quintero.
Ejemplos ?
Su amistad con los dramaturgos hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, quienes le instigaban a escribir, le fue llevando al mundo del teatro, aunque su relación con la farándula no se redujo a su faceta creativa, ya que fue director artístico de la compañía de su esposa, la actriz Carmen Cobeña.
Meyrialle); "La Sombra" (de Darío Niccodemi, adap. Marsus y Alfredo Lima); "Nostradamus" (de Meyrialle); "Cinco lobitos" (de Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, adap.
La patria chica es una zarzuela, en un acto con libreto de Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, y música del maestro Ruperto Chapí.
Meyrialle, "El príncipe y la corista" de Terence Rattigan, adaptación de Alberto Migré; "Se vende un hijo" (de Jacobo Langsner); "Cuando las mujeres pueden a los hombres" (de Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, adap.
A los laterales de la fuente hay unos anaqueles para libros, figuras de amorcillos adornan los altos la estructura, y también, adornado con bancos de las mismas características que los anteriores, pero con una dedicatoria encima de ellos que dice “A Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, gloriosos autores dramáticos, Sevilla, su madre adoptiva, consagra este monumento en testimonio de gratitud porque infundieron en cien comedias, gala de la escena española, el alma de la reina del Guadalquivir”.
El 16 de julio de 1903 la compañía de María Guerrero realizó el estreno absoluto del drama Mariucha, de Benito Pérez Galdós, con asistencia del autor. El 8 de junio de 1904 se estrenó La casa de García, de Serafín y Joaquín Álvarez Quintero.
Los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero y un grupo de sevillanos montaron una caseta con estilo regional que causó cierto impacto.
Anima allegra, de la obra de teatro El genio alegre de los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero (1912-1913 – adaptación pedida a Giuseppe Adami, libreto musicado por Franco Vittadini, 1921).
A otros, como a los hermanos y dramaturgos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, Buscarini les amenazaba y chantajeaba con suicidarse tirándose desde el Puente de Segovia, viaducto que ha sido puerta hacia la muerte habitual en Madrid para los suicidas.
Como crítico teatral señaló el nuevo brío que trajeron a la escena los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, pero denunció también sus no pocos excesos.
En los siglos y, el pueblo se convirtió en un núcleo residencial, al que acudían relevantes figuras políticas y culturales. Entre ellas, destacaron los comediógrafos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, quienes vivieron temporalmente en el municipio.
A finales del siglo XIX fue materia frecuente del llamado género chico y del teatro por horas, con autores especializados como Tomás Luceño y Javier de Burgos, y revitalizaron el género en el siglo XX Carlos Arniches con su colección de sainetes Del Madrid castizo y los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero.