Sasánidas


Búsquedas relacionadas con Sasánidas: traductor

Sasánidas

 
hist. Dinastía irania fundada por Ardashir I, uno de los descendientes de Sasán (224). Sus reyes más notables fueron Sapor I, Sapor II, Bahram IV, Bahram V, Peroz, Cosroes I y Cosroes II. La dinastía de los Sasánidas pudo mantenerse en el poder y aun expansionarse porque coincidió con la decadencia del Imperio romano. El último rey fue Yezdejerd III, muerto en 651, año de la invasión árabe.
Ejemplos ?
Con Ardacher I, que descendía según la tradición de los reyes Ciro II el Grande y Darío I el Grande, comienza el reinado de los sasánidas en Persia.
El año en el que Heraclio accedió al trono el imperio se veía amenazado en múltiples fronteras. Heraclio hizo frente en primer lugar a los Sasánidas, con quienes el imperio se encontraba en guerra desde el año 602.
El contacto con el Imperio romano prontamente introdujo cierta civilización en las tribus góticas, y fueron reclutados para luchar con los romanos en las guerras romano-sasánidas.
Tras la captura en el año 260 del emperador romano Valeriano en la guerra contra los sasánidas, Palmira defendió las fronteras bajo el mando del gobernador Septimio Odenato.
Si bien logró algunos éxitos, no fue hasta después de su muerte cuando el mazdeísmo alcanzó una gran expansión en buena parte de Asia Occidental y Central, convirtiéndose en religión oficial de los aqueménidas, partos y de los sasánidas hasta bien entrada la Alta Edad Media.
Estos fueron sucedidos por el Imperio aqueménida, helenizado por los seleúcidas tras la conquista por Alejandro Magno y recentrado después en referencias autóctonas por los sucesivos imperios de los partos arsácidas y los sasánidas.
Mascate, que siempre estuvo unida a la historia de Omán, fue un centro importante a partir del siglo VI a. C., cuando los persas sasánidas controlaron el puerto.
Sin embargo, el desgaste de estas guerras, más las emprendidas por Justiniano y sus sucesores contra la potencia persa de los sasánidas, debilitaron mortalmente al Imperio.
Consciente de que debía hacer algo, Valente opto por hacer la paz con los sasánidas pero demoraría su tiempo, aparte de tener que dejar un fuerte contingente en Armenia que garantizara el respeto de cualquier tratado.
Los Abasíes se consideran los herederos de dos tradiciones: la árabe-islámica (portadores del manto de Mahoma) y la persa (sucesores de los monarcas Sasánidas).
De acuerdo a hallazgos arqueológicos en Jumeirah —uno de los principales centros de intercambio mercantil—, los sasánidas se asentaron en la región aproximadamente en el siglo IV.
Para emporar la situación, los sasánidas solo respetarían el acuerdo si gran cantidad de tropas romanas, en preferencia las mejores, se quedaban en Armenia.