Santos Lugares

Santos Lugares

 
hist. Localidades y san tuarios relacionados con la vida de Jesucristo en Palestina (Belén, Nazaret, Cenáculo, Calvario, Santo Sepulcro, etc.). Desde los primeros siglos fueron lugares de veneración de los cristianos.
Ejemplos ?
Sin embargo, al acabar la primera guerra mundial Gran Bretaña cambió su política de alianzas y dejó al Hiyaz a merced de las tropas de la familia Ibn Saud, un clan que reinaba desde el siglo XVIII en la vecina región del Nechd y que, animado por la doctrina wahhabí, deseaba controlar los santos lugares del Islam (La Meca y Medina) y con ellos los beneficios producidos por el tráfico de peregrinos.
El 3 de enero de 1919 ambos firman unos acuerdos en los que Faysal reconoce a los sionistas su derecho a la inmigración judía masiva en Palestina sin más reserva que la igualdad entre las distintas comunidades religiosas y el control musulmán sobre los santos lugares del Islam.
El nuevo papa Gregorio VIII proclamó que la pérdida de Jerusalén era un castigo divino por los pecados de los cristianos de Europa. Surgió un clamor por una nueva cruzada para reconquistar los Santos Lugares.
En un intento de remediarlo, se creó de nuevo cuño la dignidad de guardián de los Santos Lugares...
La función del jerife era, en principio, la protección de los dos santos lugares del Islam y de los peregrinos que acuden a ellos.
Al conjunto formado por esta última ciudad y Medina se le llama en árabe Al-Haramayn Ash-Sharifayn, es decir, "Los Dos Santos Lugares".
Se inaugura en junio de 1920 la Cruz Roja Argentina Filial Santos Lugares en la calle Severino Langeri brindando socorro y asistencia al barrio de santos lugares, Esta institución hizo ilustre a grandes médicos como Ceraso, Carbone entre otros tan importantes.
Los palestinos musulmanes y cristianos no pueden visitar libremente los santos lugares de Jerusalén, debido a la creciente dificultad para obtener los permisos que les permitirían acceder a los mismos.
Según las opiniones más autorizadas, tanto vaticanas como hierosolimitanas, comenzó como una confraternidad mixta clerical y laica de peregrinos, que creció gradualmente alrededor de los Santos Lugares de la cristiandad en Oriente Medio: el Santo Sepulcro, la tumba de Jesucristo.
Las condiciones prometidas a cambio de la coronación fueron duras e incluían condonar la deuda pontificia, renunciar a la condición de legado apostólico en el Reino de Sicilia, socorrer al Imperio Latino de Constantinopla y embarcarse en una cruzada hacia Tierra Santa para recuperar los Santos Lugares.
En Tierra Santa, y gracias a la ayuda de su consejero, el maestre de la Orden Teutónica, Hermann von Salza, firmó una tregua de diez años con el sultán ayubí Al-Kamil a cambio de la posesión, en realidad, de modo nominal, de los Santos Lugares Cristianos, entre ellos Nazaret, Belén y Jerusalén, exceptuando los lugares santos para el Islam.
La estación Santos Lugares fue inaugurada en 1910, sobre tierras donadas por Pablo Giorello, uno de los primeros propietarios del lugar.