San Juan de Letrán

Letrán, San Juan de

 
Una de las cinco basílicas mayores de Roma, cuya antigüedad se remonta a Constantino. Forma parte de la Ciudad del Vaticano.
Ejemplos ?
Actualmente se construyen el Anillo Periférico que ligará las carreteras de Querétaro, Toluca y Cuernavaca en forma directa, y las de Puebla y Veracruz a través del viaducto de La Piedad; la Avenida Río de San Joaquín, que unirá la carretera de Querétaro con la confluencia de las avenidas Ejército Nacional y Mariano Escobedo; la Ampliación y prolongación de la Avenida Santa María la Redonda, que conectará San Juan de Letrán con las calzadas de La Ronda y Vallejo.
En la ampliación de las calles de San Juan de Letrán, se aportó la suma de cuarenta mil pesos y en las de López, la de cincuenta y ocho mil pesos.
Así otorgó a la monumental iglesia de San Francisco de Lima los mismos honores y prerrogativas de que disfruta San Juan de Letrán en Roma.
En la guardia de París cabe San Juan de Letrán, allí levantó su seña y empezara de hablar: -Tañan luego esas trompetas como quien va a cabalgar, porque me sientan los doce que dentro en París están.
Andrés Cinteros, acaudalado minero de Potosí, vino a establecerse en Lima y fundó en el sitio donde más tarde se edificara el templo de Santo Tomás una capilla consagrada a San Juan de Letrán y en el cual se verificaba la recepción de los caballeros cruzados, los que después de la ceremonia de investidura iban a festejarlas en Amancaes.
¿Qué diría Jesús, Él, que llamó al clero de su tiempo raza de víboras, qué diría, si viera el champaña de los obispos y los cheques del Papa; qué diría si viera las imágenes de palo cubiertas de joyas, qué diría si buscando en vano un destello de su prodigioso espíritu en las iglesias, que profanan su nombre, hallase en la de San Juan de Letrán, en Roma, adorados por la tribu fetichista, su cordón umbilical y...
Prometí tener novenas allá en San Juan de Letrán; las dueñas iban de día, doncellas agora van.– Desque esto oyera Hernando puso fin a su hablar; la infanta mal enojada queriendo d` él se vengar: –Prestásesme–, dijo a Hernando, –prestásesme tu puñal, que miedo me tengo, miedo de los perros de la calle.– Tomó el puñal por la punta, los cabos le fue a dar; diérale tal puñalada que en el suelo muerto cae.
Navegan así por sus versos naïve las sorpresas de mis escapes al más allá... el Zócalo, la Lagunilla, Tepito, la Alameda, San Juan de Letrán...
A pesar de la creencia popular, San Pedro no es una catedral, ya que la Archibasílica de San Juan de Letrán es la verdadera catedral de Roma.
Las profecías de San Malaquías se refieren a este papa como Canonicus es larere (Canónigo de Letrán), cita que hace referencia al hecho de que antes de ser elegido pontífice fue canónigo de San Juan de Letrán.
Funciona también allí una sede de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Entre Ríos. Basílica de la Inmaculada Concepción: es filial de la Basílica de San Juan de Letrán de Roma.
En efecto, en la Ciudad Eterna hizo construir la nueva fachada de la Basílica de San Juan de Letrán (obra adjudicada por concurso al arquitecto Alessandro Galilei), comenzó los trabajos de la Fontana di Trevi (que encargó al arquitecto Nicola Salvi a pesar de haber perdido en concurso organizado al efecto), restauró el Arco de Constantino y construyó el palacio gubernamental de la Consulta en la colina del Quirinal.