Salvador Seguí

Seguí, Salvador

 
(1890-1923) Sindicalista español, conocido como Noi del sucre. Cuando se produjeron los acontecimientos de la Semana Trágica ya formaba parte del consejo directivo de Solidaridad Obrera. Fue secretario general de la Confederación Nacional del Trabajo.
Ejemplos ?
Tres anarquistas catalanes le dispararon desde una motocicleta con sidecar, junto a Puerta de Alcalá, cuando regresaba del Senado. Asesinato de Salvador Seguí en Barcelona el 10 de marzo de 1923 por pistoleros del Sindicato Libre.
En ocasiones era la propia policía la que quitaba los lazos con la cuatribarrada de las solapas. También fueron detenidos dirigentes de la CNT, como Salvador Seguí, el Noi del sucre, y cerrado el periódico Solidaridad Obrera.
El líder catalán de la CNT Salvador Seguí dijo en un mitin celebrado el 12 de enero, pocos días antes de que fuera detenido por la policía aprovechando las suspensión de las garantías constitucionales decretada por el gobierno de Romanones.
En esta misma conferencia Peiró defendió junto a Salvador Seguí, Ángel Pestaña y Viadiu la llamada «moción política», muy criticada por los sectores más ortodoxos de la organización.
La estirpe residió en el lugar hasta el siglo XVIII, cuando desaparecieron de Cartagena, prevaleciendo el apellido Jara como nombre de la calle a pesar de los intentos institucionales de cambiarlo por «General Aznar» en 1910 y «Salvador Seguí» en 1931.
Por ejemplo la del grupo de anarquistas españoles llamados Los Solidarios formado por, entre otros, Buenaventura Durruti, Juan García Oliver y Francisco Ascaso, relacionados con el asesinato del cardenal Juan Soldevilla y Romero como venganza del asesinato del sindicalista Salvador Seguí y del abogado Francesc Layret.
Durante la Restauración, la misma favoreció la guerra sucia oficial contra el movimiento sindical y permitió que el gobernador civil de Barcelona, el general Severiano Martínez Anido, por medio de la Guardia Civil y pistoleros del Sindicato Libre, según cifras del propio Martínez Anido, ordenase ochocientos atentados de terrorismo de estado y produjese más de quinientos muertos entre diversos anarcosindicalistas de la CNT, entre ellos figuras tan destacadas como Salvador Seguí o Evelio Boal.
En ese tiempo se llegó a un acuerdo entre la empresa y los trabajadores gracias a la labor del dirigente moderado de la CNT Salvador Seguí.
En noviembre ese año, el gobernador civil Martínez Anido había ordenado la detención de los dirigentes obreros. Companys, junto a Salvador Seguí, Martí Barrera, Josep Viadiu, entre otros sindicalistas, fue encarcelado.
En 1923 caía también asesinado Salvador Seguí, dirigente de la CNT, que no había apoyado la vía violenta y que defendía la vuelta a la vía sindical, así como el arzobispo de Zaragoza Juan Soldevilla.
También retomó una antigua amistad de la infancia con Salvador Seguí (el «El Noi del Sucre»), el cual había nacido en Tornabous, pueblo vecino de Tarrós.
La fundación quiere rendir homenaje a la figura del legendario anarcosindicalista Salvador Seguí, "El Noi del Sucre", una de las figuras más importantes del movimiento libertario.