Sadoc

Sadoc (Sādōq)

 
(s. III a C) Judío, fundador de la secta de los saduceos.
Ejemplos ?
8 Mas Sadoc sacerdote, y Benaía hijo de Joiada, y Nathán profeta, y Semei, y Reihi, y todos los grandes de David, no seguían á Adonía.
16 Y Joab hijo de Sarvia era general de su ejército; y Josaphat hijo de Ahilud, canciller; 17 Y Sadoc hijo de Ahitud, y Ahimelech hijo de Abiathar, eran sacerdotes; y Seraía era escriba; 18 Y Benahía hijo de Joiada, era sobre los Ceretheos y Peletheos; y los hijos de David eran los príncipes.
4 Eleazar engendró á Phinees, y Phinees engendró á Abisua: 5 Y Abisua engendró á Bucci, y Bucci engendró á Uzzi; 6 Y Uzzi engendró á Zeraías, y Zeraías engendró á Meraioth; 7 Y Meraioth engendró á Amarías, y Amarías engendró á Achîtob; 8 Y Achîtob engendró á Sadoc...
25 Pero dijo el rey á Sadoc: Vuelve el arca de Dios á la ciudad; que si yo hallare gracia en los ojos de Jehová, él me volverá, y me hará ver á ella y á su tabernáculo: 26 Y si dijere: No me agradas: aquí estoy, haga de mí lo que bien le pareciere.
4 Y junto á ellos restauró Meremoth hijo de Urías, hijo de Cos, y al lado de ellos, restauró Mesullam hijo de Berechîas, hijo de Mesezabeel. Junto á ellos restauró Sadoc hijo de Baana.
29 Después de ellos resturó Sadoc hijo de Immer, enfrente de su casa: y después de él restauró Semaías hijo de Sechânías, guarda de la puerta oriental.
31 Entonces Bath-sheba se inclinó al rey, su rostro á tierra, y haciendo reverencia al rey, dijo: Viva mi señor el rey David para siempre. 32 Y el rey David dijo: Llamadme á Sadoc sacerdote, y á Nathán profeta, y á Benaía hijo de Joiada.
27 Dijo aún el rey á Sadoc sacerdote: ¿No eres tú el vidente? Vuélvete en paz á la ciudad; y con vosotros vuestros dos hijos, tu hijo Ahimaas, y Jonathán hijo de Abiathar.
50 Y los hijos de Aarón son estos: Eleazar su hijo, Phinees su hijo, Abisua su hijo; 51 Bucci su hijo, Uzzi su hijo, Zeraías su hijo; 52 Meraioth su hijo, Amarías su hijo, Achîtob su hijo; 53 Sadoc su hijo, Achîmaas su hijo.
10 Y respondióle Azarías, sumo sacerdote, de la casa de Sadoc, y dijo: Desde que comenzaron á traer la ofrenda á la casa de Jehová, hemos comido y saciádonos, y nos ha sobrado mucho: porque Jehová ha bendecido su pueblo, y ha quedado esta muchedumbre.
28 Mirad, yo me detendré en los campos del desierto, hasta que venga respuesta de vosotros que me dé aviso. 29 Entonces Sadoc y Abiathar volvieron el arca de Dios á Jerusalem; y estuviéronse allá.
26 De los hijos de Leví, cuatro mil y seiscientos; 27 Asimismo Joiada, príncipe de los del linaje de Aarón, y con él tres mil y setecientos; 28 Y Sadoc, mancebo valiente y esforzado, con veinte y dos de los principales de la casa de su padre.