SRA

SRASin Relevancia Aparente
SRASociedad Rural Argentina
Traducciones

Sra

Mrs
Ejemplos ?
Jhonny Espinosa Mejía, Srta. Eider Díaz Aguilar, Sra. Lady Enriqueta Vicuña de Cueva, Srta. Betty Armijos T., Srta. Gladys Díaz Aguilar, Srta.
Es posible que esos hombres tuvieran miedo. Ven, la calle a Jericó es una calle peligrosa. Me acuerdo cuando la Sra. King y yo estuvimos primero en Jerusalén.
La caja no fue colocada en el camarote sobrante, sino depositada en el de Wyatt, donde ocupaba casi por completo el piso para evidente incomodidad del artista y de su esposa, acrecentada además porque la brea o la pintura con la cual se habían trazado grandes letras emitía un olor muy fuerte, desagradable y, para mí,especialmente repugnante. Sobre la tapa aparecían estas palabras: «Sra.
(La Natividad de Nuestra Sra.) servida por un cura y un sacristan, y bien surtida de ropas, alhajas, y ornamentos pra el culto; un cementerio público, construido á toda costa en el año de 1805, al cual sirve de capilla una erm.
(Ntra. Sra. de la Soledad, es magnífico en términos que no se halla otro tan bien construido y dispuesto en toda la circunferencia, aun en pueblos de mas consideracion, fuera del l.
Mary Robinson Nosotros, los representantes de los Estados participantes en esta Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, Habiéndonos reunido en Durban del 31 de agosto al 8 de septiembre de 2001, 1. Manifestamos nuestra profunda gratitud y todo nuestro aprecio y consideración a la Sra.
Almirante MERINO informó que tuvo conocimiento de la formación del “Gobierno Clandestino de la U.P.”, el que estaría constituido por Altamirano, Viera Gallo y Juan Enrique Vega y al que se le atribuye las informaciones distorsionadas contrarias a la Junta de Gobierno aparecidas en la prensa extranjera. Los contactos de dicha organización serían las esposas de Altamirano y José Tohá y la ex Secretaria de Allende Sra.
De parte del muy alto y muy poderoso y muy católico defensor de la iglesia, siempre vencedor y nunca vencido el gran Rey don Fernando V de España de las dos Sicilias, de Jerusalén, de las Islas y tierras firmes del Mar Océano,etc. tomador de las gentes bárbaras, de la muy alta y poderosa Sra.
Colegio Nacional "TRECE DE MAYO" de Portovelo Primera fila. De izquierda a derecha, sentadas: Sra. Eufemia, Díaz de Aguilera, Srta.
Debo tratar de describirla. Además de la Sra. Rey también trajimos del tren a su madre y a sus cuatro hermanas, lo que constituía una numerosa compañía de mujeres.
Yo mismo experimenté la gran generosidad del capitán D'Arcy y de sus subalternos, de la siguiente manera: que subí a bordo y obtuve algunas cositas para la Sra.
Entre tanto, los 175 refugiados de la casa de Gibbs y Cía., ya habían partido a tomar el tren y el combate se iniciaba. Reid y yo inmediatamente pusimos en camino a la Sra.