Rudolf Otto


Búsquedas relacionadas con Rudolf Otto: William James, Mircea Eliade

Otto, Rudolf

 
(1869-1937) Filósofo y teólogo protestante alemán. Fundamentó la religiosidad en el temor y el respeto hacia lo que llama numinoso.
Ejemplos ?
La obra más famosa de Rudolf Otto, La idea de lo sagrado (publicada inicialmente en 1917 como Das Heilige), se cuenta entre los libros más renombrados en el ámbito de la fenomenología religiosa alemana del siglo XX.
Este paradigma fue atacado aproximadamente entre 1950 y 1990 pero ha vuelto con fuerza desde entonces. El teólogo alemán y estadounidense Paul Tillich reconoció la influencia que sobre él ejerció Rudolf Otto.
Rudolf Otto nació en Peine, cerca de Hanóver, Alemania. Estudiaría en el Gymnasium Andreanum de Hildesheim y posteriormente en las universidades de Erlangen y Göttingen, donde realizó dos doctorados, el primero, una disertación sobre Lutero, y el segundo sobre Kant.
Inicialmente, poco más que una versión más organizada de la Wandervogel, el Bund, que fue durante un tiempo dirigido por Rudolf Otto, se sintió atraído por los ideales del movimiento Völkisch, especialmente a medida que Hauer comenzó a moverse más hacia el desarrollo de su propia religión.
Rudolf Otto (25 de septiembre de 1869, en Peine, cerca de Hanóver, Alemania – 6 de marzo de 1937, en Marburg, Hesse, Alemania) fue un eminente teólogo protestante alemán y un gran erudito en el estudio comparativo de las religiones.
El teólogo protestante alemán Rudolf Otto utilizó la palabra numen para describir al ser sagrado supremo a quien todas las religiones tienden a intentar conocer y el que generó el primer sentimiento religioso por medio de experiencias religiosas o hierofanías.
Y en ese ámbito se identificó como propio de la religión el hecho de la presencia o consciencia de lo sagrado. Rudolf Otto en su obra, Lo santo, publicada en 1917, indica como esencia de la consciencia religiosa el temor reverencial ante aquello que, siendo desconocido (mysterium), al mismo tiempo sobrecoge (tremendum) y atrae casi irresistiblemente (fascinans).
El filósofo de la religión Rudolf Otto, sin ser discípulo ni seguidor de Fries, fue considerablemente influido por la doctrina de éste respecto al papel del sentimiento en la religión.
Hasta el siglo XX, la perspectiva dominante sobre el origen de la experiencia religiosa la sitúa en el sentimiento de espanto o miedo ante lo desconocido o aquello que escapa a una explicación racional. Este punto de vista se hizo famoso por los trabajos de Rudolf Otto.
Asimismo argumenta con el libro de Rudolf Otto La idea de lo sagrado, quien fue uno de los primeros fenomenólogos de la religión y que perteneció al Círculo de eranos, en decir que el hombre venera a lo sobrenatural o lo irracional y lo llama sagrado.
La producción de Meistersinger se encargó a Rudolf Otto Hartmann, que dispuso una puesta en escena más bien tradicional, pero en el Anillo, y, sobre todo, en Parsifal, Wieland Wagner dejó ver, desde el primer momento, su nueva visión de los dramas musicales de su abuelo.
Según sus propias palabras la religión consiste en una «observación cuidadosa y concienzuda de eso que Rudolf Otto ha bautizado acertadamente con el nombre de lo “numinoso”».