Rivoli

Rivoli

 
C. del NO de Italia, en el Piamonte, prov. de Turín; 53 518 h.
Ejemplos ?
Es la calle de Rivoli, que el Segundo Imperio prolongará hasta Châtelet y en la calle Saint-Antoine: este eje será más eficaz según el plan de la circulación, que el del plano de los artistas.
El Teatro Rivoli, el Teatro Nacional São João y el Teatro Sá da Bandeira son importantes salas de espectáculos, de relevancia histórica y arquitectónica, localizados en el centro de la ciudad.
El modelo de la calle de Rivoli se extiende al conjunto de las nuevas vías parisinas, a riesgo de una uniformización de ciertos barrios.
Al regresar a Barcelona diseñó las famosas casas de Xifré (Porches de Xifre) con los conocidos portalones de la Barceloneta, inspirados en los de la Rue du Rivoli de París.
Forma una gran encrucijada al nivel de Châtelet con calle de Rivoli: el Segundo Imperio prolonga hasta ella la rue Saint-Antoine, que Napoleón I había trazado a lo largo de las Tullerías.
Acaso se destacan la estación de Louvre-Rivoli, la de Cité, la de Cluny-La Sorbonne, la de Bastille, Saitn-Germain-des-Prés y sobre todo la de Arts et Métiers, la más lograda y bella estación del Metro de París.
La primera habilitada fue Louvre-Rivoli (línea 1), con copias de obras maestras del museo del Louvre al que da servicio, situadas en hornacinas elaboradamente iluminadas.
Se evitan incidentes en las vías, los suicidios y otras intrusiones en la línea histórica que pasa por París, siguiendo su eje este-oeste (Nation, Bastille, Louvre - Rivoli, Concorde, Champs-Élysées - Clemenceau, e incluso La Défense).
El 15 de abril de 1923, en el Teatro Rivoli de la ciudad de Nueva York, se proyectó la primera película comercial con sonido óptico, el estándar futuro: una serie de cortos bajo la bandera de De Forest Phonofilms, acompañando una película muda.
En su honor, se erigió en 1802 el oratorio del Louvre, situado en la actualidad en el cruce de la calle del Oratorio con la de Rivoli, no lejos del palacio del Louvre.
Colaptes rivolii, carpintero candela. El nombre específico fue impuesto en honor a François Victor Masséna, duque de Rivoli. Algunos autores consideran que las tres últimas especies pertenecen al género Piculus: Piculus rubiginosus, Piculus auricularis y Piculus rivolii.
Después de su muerte, el castillo quedó en su mayor parte abandonado, y en 1863 el municipio de Rivoli hizo de él unas barracas, mientras que veinte años más tarde una sección se usó como biblioteca.