Ricardo de la Vega


Búsquedas relacionadas con Ricardo de la Vega: Garcilaso de la Vega

Vega, Ricardo de la

 
(1839-1910) Sainetero español, hijo del poeta y dramaturgo Ventura de la Vega. Fue pintor de tipos y escenas populares del Madrid de fines del s. XIX. Autor de La verbena de la Paloma (1894).
Ejemplos ?
Pero también colaboró con los mejores autores de sainete de la época: Ricardo de la Vega, Carlos Arniches, Serafín, Joaquín Álvarez Quintero y Francisco Javier de Burgos y Sarragoiti.
Después de veinte años de participar en estos concursos, se consagró en su faceta como dibujante y grabador, que fue muy fecunda: hizo más de ochocientos dibujos para todo tipo de revistas, libros y carteles; en especial se especializó en ilustrar publicaciones taurinas como La Lidia y La Semana Ilustrada, pero también colaboró asiduamente en La Ilustración Española y Americana; entre los libros ilustró los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós, de quien era un gran amigo (de los cincuenta grabados para el episodio Juan Martín el Empecinado, Lizcano hizo cuarenta y uno), y piezas teatrales cómicas de Vital Aza (en la colección Teatro moderno), Tomás Luceño (en esa misma colección), Ramos Carrión y Ricardo de la Vega (los volúmenes de Teatro escogido).
Fueron socios fundadores entre otras ilustres personalidades de la época: Emilio Castelar, Miguel Ramos Carrión, José Casado del Alisal, Dióscoro Puebla, Juan Valera y Alcalá-Galiano, Ramón de Campoamor, Modesto Fernández y González, Práxedes Mariano Mateo-Sagasta y Escolar, Ricardo de la Vega, Benito Pérez Galdós, Tomás Bretón y Hernández, Julio Nombela, etc.
Se especializó en el sainete, género del que fue el rey en su época junto a Ricardo de la Vega y Javier de Burgos, y se le considera por su clasicismo y madrileñismo el sucesor de Ramón de la Cruz.
A comienzos del siglo XXI continuaban abiertos dos locales con solera; el que fuera El café de la Libertad, evocando el sainete que con el mismo título dejó escrito Ricardo de la Vega; y en el número 16, La Carmencita, una de las más antiguas tabernas de Madrid.
El libreto escrito por Ricardo de la Vega está ambientado en el Madrid de finales del siglo XIX, en el Madrid de la Restauración y en él (como en otros libretos) se idealiza el statu quo de la sociedad de la época.
No sólo fueron protagonistas los personajes sino la propia ciudad, sus calles, plazas, urbanismo en general, su ambiente, costumbres, vida cotidiana del pueblo, de los señoritos, de la aristocracia y de los militares; y hasta la climatología tomó protagonismo como puede comprobarse en El año pasado por agua que el mismo Ricardo de la Vega había escrito unos años antes o el gran calor de la noche víspera de la Paloma.
En versión de Gregorio Martínez Sierra Intérpretes: Catalina Bárcena (Nora), Concha Catalá, Paco Hernández, Manolo París, Ricardo de la Vega.
El flamencólogo José Blas Vega relata en su libro dedicado a Los cafés cantantes de Madrid (1846-1936), el origen real y físico de ese aparentemente imaginario «Café de Melilla», y de la aun más sorprendente realidad física de la cantaora retratada por Ricardo de la Vega.
En cuanto al café, que ya en la época del estreno se identificó con el popular Café de San Millán, Blas Vega recoge la crónica escrita por "Ventura de Curtidores" en el Dígame del 3 de agosto de 1943, donde el periodista enmascarado en un seudónimo expone su tesis en el artículo que titulaba En el Café de Melilla situó Ricardo de la Vega el cante que jalea, desde su reja, la 'señá' Antonia.
De Getafe al paraíso o La familia del tío Maroma es un sainete lírico escrito en prosa y verso por Ricardo de la Vega Casares, p. 475 —uno de los fundadores del género chico—, con música de Francisco Asenjo Barbieri.
Sus ideas juveniles, algo volterianas, evolucionaron hacia la religiosidad, sobre todo a partir de su matrimonio con la célebre cantante Manuela Oreiro de Lema (1838). Su hijo Ricardo de la Vega también alcanzó fama como literato y libretista.