Ricardo Carballo Calero

Carballo Calero, Ricardo

 
(1910-90) Literato español en castellano y en gallego. Escribió Aportaciones a la literatura gallega (1955) e Historia de literatura gallega contemporánea.
Ejemplos ?
Durante la dictadura franquista, el galleguismo se mantuvo fundamentalmente en el exilio y en algunos intelectuales relevantes, como Ramón Piñeiro o Ricardo Carballo Calero, que sufrieron un ostracismo interior.
Los edificios que albergan ambas instituciones, además de un chalet que se construyó en los alrededores de la aldea de Fingoy, fueron obra del arquitecto gallego Manuel Gómez Román, de estilo tradicional y adaptado a sus ideas agraristas. Contrató como primer director a Ricardo Carballo Calero, culto galleguista luego represaliado por el franquismo.
Unha fotobiografía (1997) Guía de investigación literaria (1998) Borges dende o labirinto galego (2008) Valente: el fulgor y las tinieblas (2008) Meus amores celtas (2010) Valente vital (Galicia, Madrid, Oxford) (2012) Borges y todo (Escepticismo y otros laberintos) (2013) Valente vital (Ginebra, Saboya, París) (2014) Contos de lobos, de Ánxel Fole (1985, 1989) Cántigas de alén, de José Ángel Valente (1987, 1989, 1996) Con pólvora e magnolias, de Xosé Luís Méndez Ferrín (1989) Os eidos, de Uxío Novoneyra (1990) Guerra literaria, de Rafael Dieste (1991) Verbas de chumbo, de Castelao (1992) Poesía perdida, de Ricardo Carballo Calero (1993) Obras reunidas...
Su tesis doctoral dio origen al libro A literatura galega durante a guerra civil (Xerais, Vigo, 1994) y a las ediciones de Guerra literaria, de Rafael Dieste (do Castro, Sada, 1991), Verbas de chumbo, de Castelao (Sotelo Blanco, Barcelona, 1992), Poesía perdida, de Ricardo Carballo Calero (do Castro, Sada, 1993), Obras reunidas, de Ángel Johán (do Castro, Sada, 1993) y Álvaro Cunqueiro en Ortigueira, de Álvaro Cunqueiro (Consello da Cultura Galega, Santiago, 2011).
También ayudó económicamente a varios escritores y artistas gallegos que atravesaban períodos difíciles, como es el caso de Ricardo Carballo Calero, que en el año 1950 pasó a trabajar en el Colegio Fingoy de Lugo, en el que ejerció como consejero delegado, pues no estaba autorizado para ser director.
Ricardo Carballo Calero también conocido como Ricardo Carvalho Calero, (El Ferrol, La Coruña; 30 de octubre de 1910-Santiago de Compostela, La Coruña; 25 de marzo de 1990) fue un filólogo y escritor español, maestro de varias generaciones, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras por la Universidad de Santiago de Compostela y Doctor por la de Madrid.
En último bloque, las prosas suelen presentar un valor informativo propio de los ensayos (algunos escritos pueden llegar a considerarse estudios, como Paleopaisaxe y Mitoloxía e historia da paisaxe de Trasalba) sin que eso suponga una mengua en los valores estéticos de las mismas. Según las palabras de Ricardo Carballo Calero, estas Prosas galegas se caracterizan por su seguridad y el equilibrio retórico.
En esta colección publica Ricardo Carballo Calero, por entonces director y consejero delegado del Colegio Fingoy, el libro: Poemas pendurados de un cabelo.
Aparecen así, en la década de los cincuenta, cuatro líneas o tendencias principales que dominan el panorama poético hasta bien entrado el periodo democrático y que, de alguna manera, se articulan entre sí: En primer lugar, es posible identificar a un primer conjunto de poetas que ya estaban activos durante la Segunda República y que escriben fuertemente influidos por la tragedia bélica; conocidos, en ocasiones, bajo el membrete de generación de 1936, se trata de escritores como Fermín Bouza Brey, Luís Pimentel (uno de los considerados más relevantes), Aquilino Iglesia Alvariño, Luís Amado Carballo, Ricardo Carballo Calero y, sobre todo, Álvaro Cunqueiro.
De Ángel Johán dice M.V. Carballo-Calero, hija de Ricardo Carballo Calero: Angel-Johan fue profesor mío de dibujo en el Colegio Fingoy de Lugo.
Previamente, el renacer narrativo en gallego tras la guerra fue una construcción más bien basada en individualidades que en corrientes o tendencias, dejando la vinculación temática o formal para el ámbito de la poesía.: La primera novela gallega publicada tras la guerra fue A xente da Barreira (1951), de Ricardo Carballo Calero, Premio Bibliófilos Gallegos.
Hasta 1965 sobresale sin discusión la figura de Álvaro Cunqueiro, que como en su narrativa, permea su teatro de mitos literarios, humor y lirismo, como lo demuestran obras como O incerto señor Don Hamlet, príncipe de Dinamarca (1959) o A noite va coma un río (1965, 1974).: Además de Cunqueiro, hay que citar a Ricardo Carballo Calero, que frecuenta un amplio espectro estilístico, desde el realismo de O fillo (1935) hasta el alegorismo de A sombra de Orfeu (1958); y a Xenaro Mariñas del Valle, autor de una obra simbólica titulada A revolta, en la que se trata con afán universalista el problema de la emigración.