Raimon Casellas

Casellas, Raimon

 
(1869-1910) Periodista, crítico de arte y literato español. Obras: Els sots ferèstecs (Los hoyos montaraces) y Les multituds (Las multitudes), entre otras.
Ejemplos ?
En los fondos de arte del Museo Nacional de Arte de Cataluña se conserva un boceto suyo, titulado Vestíbulo de un palacio oriental abierto al jardín, proveniente de la colección de Raimon Casellas.
Allí acudirán sus feligreses, el grupo de modernistas de L'Avenç, formado por Raimon Casellas, Joan Maragall, Jaume Brossa, Joan Cortada, Jaume Massó i Torrents y Pompeu Fabra, entre otros, que, cada cual con su idiosincrasia, se aglutinaban en torno a su maestro espiritual, el “artista sincero”, encargado de renovar “el espíritu debilitado del arte moderno catalán”.
Cuando murió su madre y su abuelo materno (1872), Raimon Casellas, con 17 años, quedó heredero único y abandonó los estudios haciéndose cargo del negocio familiar, una tintorería.
Etapes estètiques II, 1918. Jordi Castellanos: Raimon Casellas i el Modernisme. Barcelona: Curial/ Publicacions de l'Abadia de Montserrat, 1983–1992.
La escenografía de la obra, cuya temática gira alrededor de la muerte, fue emprendida por el propio Rusiñol, encargado, a su vez, de llevar a cabo el memorable discurso de presentación. La obra fue traducida al catalán por Pompeu Fabra(1868-1948) y dirigida por Raimon Casellas (1855-1910).
Raimon Casellas i Dou (Barcelona, 7 de enero de 1855 – San Juan de las Abadesas, 1910), crítico de arte, narrador modernista y periodista.
DDAA. La col·lecció Raimon Casellas. Publicacions del Mnac/ Museo del Prado, 1992. «Catálogo de la exposición del mismo título que se realizó en el Palacio Nacional (Barcelona) entre el 28 de julio y el 20 de septiembre de 1992»
En 1889 Massó retomó la edición de la revista en solitario, incorporando sin embargo, algunos años más tarde, unos cuantos jóvenes gramáticos como Jaume Massó, Jaume Brossa, Pompeu Fabra, Joaquim Casas, Raimon Casellas, Joan Maragall y Alexandre Cortada.
El escrito demoledor que publica el crítico de arte Raimon Casellas en el periódico La Vanguardia, entre otros, motiva que el artista, decepcionado, decida «esconder» la obra.
En sus páginas escribieron políticos, escritores, y periodistas como Enric Prat de la Riba, Francesc Cambó, Raimon Casellas, lldefons Sunyol, Prudenci Bertrana, Josep Maria Junoy, Eugenio d'Ors (con el pseudónimo de Xènius), Josep Pla, Jaume Bofill (Puck, Guerau de Liost, One), Josep Carner (Bellafila, Caliban, Two), Manuel Brunet, Carles Sentís, Irene Polo, Ignasi Agustí, Ferran Agulló (Pol).
La novela, que todavía arrastraba los déficits de la falta de tradición, recibió el impulso de autores como Raimon Casellas, Prudenci Bertrana, Joaquim Ruyra y Caterina Albert, más conocida por su seudónimo Víctor Català.
La exposición estuvo formada por cuarenta y dos obras, treinta de ellas paisajes parisinos, cuatro de los arrabales de Barcelona, pintadas al regresar, tres retratos (Fontbona, Isern, y sus propios padres) y el resto estudios de interiores. Raimon Casellas, un notable escritor y crítico de la Barcelona modernista, destacó la personalidad de este pintor cuando vio la exposición.