Rafael Guastavino

Guastavino, Rafael

 
(1845-1908) Arquitecto español. Realizó la Biblioteca Pública de Boston y el Hospital de San Lucas (Nueva York).
Ejemplos ?
La Biblioteca Pública de Boston también representa la primera y una de las mayores aplicaciones en los Estados Unidos de las bóvedas tabicadas del arquitecto valenciano Rafael Guastavino.
Huerta (ed.), Instituto Juan de Herrera, CEHOPU. Madrid, 2006. Rafael Guastavino. Escritos sobre la construcción cohesiva y su función en la arquitectura, S.
Entre 1961 y 1966 construyó la Piscina Sant Jordi y el pabellón de la Escuela de Trabajadores en el recinto de la antigua Fábrica Batlló —posterior Escuela Industrial de Barcelona—, construida por Rafael Guastavino en 1875.
En forma análoga, la bóveda de cañón, al ceder sus estribos tiende a romperse según una curva alabeada formando en los apoyos unos lunetos espontáneos lo cual es una evidencia que la transmisión de los esfuerzos se hace, no sólo por las directrices, sino también por las generatrices de la bóveda. Rafael Guastavino, arquitecto valenciano, que en 1880 realizó el teatro «La Massa» de Vilasar de Dalt, se estableció con su hijo en los Estados Unidos de América.
El conocido ingeniero estructural español, Rafael Guastavino (1842-1908), famoso por sus bóvedas con ladrillos vistos y mortero, conocidas como trabajo en azulejo Guastavino, diseñó bóvedas en docenas de edificios Beaux-Arts en Boston, Nueva York y otras ciudades.
Entre 1927 y 1931 reformó la Escuela Industrial —antigua fábrica Batlló—, un edificio de Rafael Guastavino realizado entre 1870 y 1875, de cuya obra original solo se conserva el edificio del Reloj, la chimenea octogonal y la planta de hilados.
En el terreno civil cabe destacar la fábrica Batlló (1870-1875), de Rafael Guastavino, con una estructura de hierro y ladrillo de obra vista y cubiertas de bóveda catalana; de la obra original se conserva el edificio del Reloj, la chimenea octogonal y la planta de hilados, mientras que el resto fue reformado entre 1927 y 1931 por Joan Rubió y convertido en la Escuela del Trabajo.
Estos edificios acogieron inicialmente a la fábrica téxtil de Can Batlló, que fue construida entre 1868 y 1869 según el proyecto de Rafael Guastavino y que fue cerrada en 1889.