Rávena


También se encuentra en: Sinónimos.
Traducciones

Rávena

Ravenna

Rávena

Ravenna
Ejemplos ?
Preciso es que el rey Luis ante el desdoro nuevos caudillos en su bando encuadre que en aumento y honor del Lirio de Oro castiguen al que en daño de Dios Padre ha roto los conventos sin decoro y violentado esposa, e hija y madre; y arrojado aun también la Ostia Sagrada por dar robo a custodia plateada. ¡Oh Rávena infeliz, torpe consejo fue hacerle al vencedor tal resistencia!
Tal fueron sus victorias sanguinosas que apenas le quedó de que alegrarse; y, si a las viejas las modernas cosas, invicto Alfonso, pueden compararse, la gran victoria, que a las virtuosas acciones vuestras debe de otorgarse y por la cual en llanto inconsolable Rávena queda, a ésta es comparable: cuando ya roto el picardo y el morino y el bando del normando y aquitano, vos en medio irrumpisteis con gran tino del casi vencedor contrario hispano, siguiendo cien detrás vuestro camino que merecieron ser de vuestra mano honrados por aquella gran jornada con áurea espuela y con dorada espada.
Al cabo de quince días, lord Surbiton se cansó de Venecia y decidió recorrer la costa hasta Rávena, pues oyó decir que había mucha caza en el Pinar.
Las iglesias bizantinas de Rávena presentan dos modelos: uno de clara inspiración constantinopolitana relacionada con la iglesia de los Santos Sergio y Baco, la de iglesia de San Vital en Rávena (538-547), en la que, igualmente que su modelo, es de planta octogonal con nave circundante entre los elevados pilares y con una prolongación semicircular en la cabecera, delante del ábside del presbiterio; en los pies tiene un amplio atrio con torres laterales.
En esta iglesia de San Vital están ya prefigurados los rasgos más característicos de la estilística en la arquitectura medieval de Occidente, sobre todo en los que se refiere al sentido vertical de la construcción en detrimento de la horizontalidad precedente. Las otras iglesias bizantinas de Rávena tienen influencia paleocristiana por su estructura basilical con cubierta plana.
Catedral de Aquisgrán: en su origen está la octogonal Capilla Palatina, erigida a comienzos del siglo IX por orden de Carlomagno, siendo en aquella época, la catedral más grande al norte de los Alpes. Se inspiraron en la Iglesia de San Vital de Rávena, Italia y fue construida por Eudes de Metz.
Su ejército sometió a pillaje numerosas ciudades y arrasó Aquilea hasta sus cimientos. Valentiniano huyó de Rávena a Roma. Aecio permaneció en campaña, pero sin potencia militar suficiente para presentar batalla.
En el año 409, cruzó los Alpes y atravesó la región italiana del Véneto con el objetivo de prestar apoyo militar a Alarico, que se encontraba negociando con el emperador Honorio en Rávena (entonces capital del Imperio).
Durante su reinado fue uno de los más acérrimos enemigos del Imperio romano, que en esta etapa final del mismo estaba dividido en dos: El Imperio Oriental con capital en Constantinopla, hoy Estambul, y el Imperio Occidental, con capital en Roma y más tarde en Rávena.
No fue Constantinopla el único foco importante en esta primera Edad de Oro de Bizancio, es menester recordar el núcleo de Rávena (capital del Imperio bizantino en Occidente desde el siglo VI hasta el siglo VIII), el exarcado occidental situado en el nordeste de la península italiana, en las riberas del mar Adriático, junto a Venecia.
Por otra parte el Anónimo de Rávena, que describe la misma ruta, indica que entre Cartetia (Carteya) y Belone (Baelo Claudia) se situaban Traducta (Iulia Traducta), Cetraria (Caetaria) y Melaria.
Sin embargo, la ciudad fue recuperada por los bizantinos tras la derrota que les infligió Narsés a los ostrogodos en el año 552, tras lo que fue integrada en el Exarcado de Rávena.