Ejemplos ?
Conservaron sus posesiones, pero no podían abandonar la ciudad sin permiso del emperador. Con 17 años, el emperador emancipó a Francisco Rákóczi de su madre, permitiéndole dirigir sus propiedades.
Francisco vivió con los Aspremont hasta su propio matrimonio en 1694 con la princesa Amelia, de 15 años de edad, hija del Duque de Hessen-Theinfeld, y descendiente de Santa Isabel de Hungría. La pareja se trasladó al castillo Rákóczi en Sárospatak, donde Francisco comenzó a administrar sus propiedades.
El Tratado de Karlowitz el 26 de enero de 1699 obligó a Emérico Thököly y a Helena Zrínyi a exiliarse. Rákóczi permaneció en Viena, bajo la vigilancia del emperador.
Durante una fiesta en Viena, un músico le dijo a Berlioz que para conquistar al pueblo húngaro debía tocar música húngara, y le entregó una partitura de la “Marcha de Rákóczi”, canción folklórica en honor al héroe húngaro.
Su antepasado el general Sándor Károlyi se había rendido a los Habsburgo en 1711, recibiendo un título nobiliario y enormes territorios confiscados a los partidarios del rebelde Férenc Rákóczi.
La paz llegó a tierras húngaras una vez que el país fue liberado del gobierno otomano y terminó ya a principios del siglo XVIII, cuando Francisco II Rákóczi lideró la revolución contra la Casa de Habsburgo.
Szombathely apoyó la revolución del príncipe Francisco II Rákóczi y, sin embargo, fue controlada por ambos bandos. El ejército de los Habsburgo la ocupó en 1704 y cambió de manos en noviembre de 1705.
Bajo el mando de Walenty Rogowski, derrotaron a las fuerzas translivanas lideradas por George I Rákóczi en la Batalla de Zavada y en la Batalla de Humienne en noviembre de ese año.
Continuó conquistando Transdanubia poco después. Como los austriacos tuvieron que combatir a Francisco Rákóczi en varios frentes, finalmente decidieron negociar con él.
Uno de los símbolos de la lucha por la independencia fue el noble húngaro Francisco Rákóczi II, Príncipe de Transilvania, que a principios del siglo XVIII había liderado una rebelión contra los austriacos.
Entonces Francisco y su hermana se trasladaron de forma permanente al castillo de Munkács, un lugar por el que Francisco mantuvo un profundo afecto a lo largo de su vida. Junto a su madre, los principales educadores de Rákóczi fueron Jorge Korössy, senescal de la familia y Juan Badinyi.
Los rebeldes tomaron los castillos de Tokaj, Sárospatak y Sátoraljaújhely, y pidieron a Francisco Rákóczi que se convirtiera en su líder, pero Francisco no estaba dispuesto a liderar lo que parecía una pequeña revuelta campesina.