Quasimodo

Quasimodo

 
lit. Personaje de la novela de Victor Hugo, Nuestra Señora de París.
Ejemplos ?
Fue el día de Quasimodo, en el momento en que volvía de decir la misa de perezosos en su altar, situado al lado de la puerta del coro que daba a la nave, a la derecha, y muy próximo a la Virgen, cuando se fijó en el grupo de viejas, que murmuraban en torno a la tarima de los niños abandonados.
Bautizó a su hijo adoptivo y le llamó Quarimodo, bien por coincidir con el día en que lo encontró o bien para definir con ese nombre hasta qué punto la pobre criatura aparecía incompleta y apenas esbozada pues, en efecto, Quasimodo, tuerto, jorobado y patizambo apenas si era un más o menos.
Uno de los principales exponentes de esta poesía es Salvatore Quasimodo, el cual, en su obra Oboe sumergido de 1932, muestra las principales características de esta forma de hacer poesía: el lenguaje evocador, oscuramente analógico a partir de la asociación de ideas por yuxtaposición, la utilización de sustantivos absolutos (sin usar el artículo), los plurales indeterminados y las imágenes oníricas.
Por ejemplo, hay un momento en el que Ibáñez le presenta un nuevo personaje llamado "El horrendo Quasimodo, tipo torcido del todo", que es una caricatura obvia de González, a lo que éste le responde lanzándole de la habitación de una patada.
Los cuatro personajes principales de la novela, Quasimodo, Esmeralda, Frollo y el Capitán Phoebus, pueden ser de hecho interpretados como cuatro maneras de amar: el jorobado Quasimodo ejemplifica el amor desinteresado y sacrificado; Esmeralda el amor caprichoso, romántico y soñador que ignora el hecho de no ser correspondido; Frollo la pasión sexual dramática y la relación amor-odio; y Phoebus el coqueteo superficial y la lujuria.
Entrevistó al poeta Salvatore Quasimodo el mismo día en que le concedieron el Nobel de Literatura y también al escritor y guionista Cesare Zavattini en Roma.
La obra nos presenta a Esmeralda, bailarina gitana, a Quasimodo, un deforme joven jorobado que se encarga de las campanas de la Catedral de Notre Dame, y el archidiácono Claude Frollo, padre adoptivo del campanero.
Durante el arrepentimiento público de Esmeralda, previo a la ejecución y que la iglesia esté vacía, Quasimodo observa:: Aquel espectador no se había perdido nada de lo que, desde el mediodía, había ocurrido ante el pórtico de Notre Dame.
—repitió la muchedumbre y diez mil aplausos hicieron refulgir de alegría y de orgullo el único ojo de Quasimodo.: La sacudida hizo volver a el en sí a la condenada, que abrió los ojos y al ver a Quasimodo volvió a cerrarlos súbitamente como asustada de su salvador.: Charmoule y los verdugos y toda la escolta se quedaron atónitos.
Frollo engaña a Quasimodo y a Gringoire persuadiéndoles que le ayuden a ubicar a Esmeralda y entregarla a las tropas del rey pues los truhanes planean matarla.
Así ante las puertas de Notre Dame se fija el cadalso para Esmeralda, donde ella perece ahorcada ante los ojos de Frollo, quien admite ante Quasimodo su alegría por la muerte de la joven.
Espantado y furioso por este hecho, Quasimodo asesina a Frollo empujándolo desde la torre de la catedral. Como epílogo, el jorobado Quasimodo acude al descampado donde yacen los cadáveres de los condenados y halla allí el cuerpo de Esmeralda, permaneciendo allí hasta que muere de hambre.