Provenza


Búsquedas relacionadas con Provenza: provenzal

Provenza (Provence)

 
Región histórica del SE de Francia, en la costa mediterránea, junto a Italia, entre los Alpes (E) y el Ródano (O). Encierra Mónaco. Durante la Edad Media perteneció a la casa de Borgoña y al Sacro Imperio. En 1245 pasó a la casa de Anjou, para ser incorporada a la corona francesa en 1481.
Traducciones

Provenza

Provence

Provenza

SFProvence
Ejemplos ?
Aquí entraba en mi plan una serie de aventuras y de incursiones en la Provenza, en Cerdeña, en las costas de Calabria y en otras comarcas.
Estuve exhiliado en Provenza, muy tierra mía, donde empecé el bachillerato francés en el Lycée Périer, y lo terminé en México, en el Liceo Franco-Mexicano.
Desde el punto de vista de la autonomía municipal, las ciudades de Italia, de Provenza, del norte de Galia, de Gran Bretaña y de parte de Alemania ofrecen una cierta similitud con el estado en que entonces se hallaban las ciudades españolas; pero ni los Estados Generales franceses, ni el Parlamento inglés de la Edad Media pueden ser comparados con las Cortes españolas.
Dicha princesa, después de haber renunciado al rango y prerogativas que tenia en la corte de Roma para aceptar el destino de camarera mayor de la reina nuestra muy amada esposa, se ha reunido á ella en Niza de Provenza, la condujo á nuestros estados de España y ha cumplido todos sus cargos con tanta atención, exactitud y discreción que consiguió captarse toda la confianza y consideracion posible.
De otro lado, las ciudades y poblaciones del interior alcanzaron una gran importancia debido a la necesidad en que las gentes se encontraban de residir en plazas fuertes, como medida de seguridad frente a las continuas incursiones de los moros; al mismo tiempo, la configuración peninsular del país y el constante intercambio con Provenza y con Italia dieron lugar a la creación, en las costas, de ciudades comerciales y marítimas de primera categoría.
Lo da, y a ella se encomienda y fía y más fía a Rogelio y le encomienda, al cual con ella mil besos envía; después hacia Provenza alza la rienda.
de Montclar, fiscal y el oráculo del parlamento de Provenza, de maese Ripert; y se le habla como un regente pudiera tratar a un estudiante terco e ignorante.
Poco tiempo antes de la muerte de Francisco I, algunos miembros del parlamento de Provenza, animados por ciertos eclesiásticos contra los habitantes de Merindol y Cabrières, pidie­ron al rey tropas para apoyar la ejecución de diecinueve personas de aquella religión condenados por ellos; hicieron degollar a seis mil, sin perdonar sexo, edad, ni infancia; redujeron a cenizas treinta pueblos.
Allí buscó y tres días se entretuvo sin otra ocupación ni otro apetito; villas y ciudades luego anduvo, y no solo de Francia y su distrito, porque en Auvernia y en Gascuña estuvo sin que un pueblo no viese su prurito. Buscó desde Provenza hasta Bretaña, de Picardía al límite de España.
Viendo que su esperanza no era realizada y oyendo decir al ministro en el capítulo que a todos los que quisieran ir a la provincia de Provenza, con el mérito de la santa obediencia, él les daría de buen grado el permiso, le vino el deseo de ir, pensando en su corazón que aquél sería el largo viaje que había de hacer antes de ir al paraíso; pero tenía vergüenza de decirlo.
Este convencional, de una de las buenas familias de Provenza, era oficial en el regimiento de la Isla de Francia; en la revolución fue llamado por el departamento del Var a la representación nacional.
Sentado cerca de éste, Charvet, instado por mí, con no sé qué frases locas, para que me explicara qué quería decir con lo que me había hecho temblar de sorpresa al oírlo, me dijo más o menos lo siguiente: Hizo doce años, a fines de enero, estaba en Provenza huyéndole al frío del invierno, cuando recibí un telegrama de un hotelero de Niza, ofreciéndome gruesa suma por ir a pasar algunos días allí y prestarle mis servicios a un enfermo grave.