Práxedes Mateo Sagasta

Sagasta, Práxedes Mateo

 
(1827-1903) Político español. Se afilió al partido progresista y fue elegido diputado a Cortes del año 1854 al 1856. Después de la revolución de 1868 fue ministro de la Gobernación (1868-70, 1871) y de Estado (1870-71), y más tarde, en 1871, presidente del Consejo. En el gobierno provisional de la primera República fue nombrado de nuevo ministro, pero se retiró pronto de la política. Durante el reinado de Alfonso XII, se erigió en jefe del Partido Liberal.
Ejemplos ?
Imperaba en ésta una amplísima mayoría de parlamentarios monárquicos, pertenecientes a los dos partidos monárquicos y dinásticos que hasta entonces se habían turnado en el gobierno: el partido radical de Manuel Ruiz Zorrilla y el partido constitucional de Práxedes Mateo Sagasta.
La base del nuevo sistema estaba en un turnismo político pacífico de los dos grandes partidos, el Partido Liberal-Conservador de Cánovas y el Partido Liberal de Práxedes Mateo Sagasta, quien ya había presidido gobiernos durante el reinado de Amadeo I y la dictadura de Serrano.
Ambos hermanos fueron miembros activos del Partido Liberal, dirigido por Práxedes Mateo Sagasta y ocuparon distintos cargos políticos, tanto de carácter local como nacional.
En primer lugar, conviene destacar que en 1876 fue elegido Gran Maestre del Gran Oriente de España, Práxedes Mateo Sagasta, jefe del partido liberal, con el consiguiente prestigio que esto debió suponer para todos los establecimientos masónicos auspiciados bajo esta obediencia.
Después de superar las diferencias que separaban a "martistas" de "riveristas", los radicales intentaron un tercer golpe de estado el 23 de abril, con el mismo objetivo de los dos anteriores, pero esta vez contando con el apoyo de militares conservadores, como el general Pavía capitán general de Madrid, el almirante Topete o de nuevo el general Serrano, y con civiles del partido constitucional, encabezados por Práxedes Mateo Sagasta, que también querían evitar la proclamación de la República Federal, porque se esperaba que el gobierno gracias a su "influencia moral" conseguiría la mayoría necesaria en las elecciones a Cortes Constituyentes que estaban convocadas para el mes siguiente.
Durante la restauración borbónica, a los partidos tradicionales y dinásticos representados por Cánovas del Castillo y Práxedes Mateo Sagasta, el movimiento obrero emergente se unió alrededor del PSOE como fuerza política, y de la UGT como sindicato obrero.
La verdad es que los intereses liberales puertorriqueños se beneficiaron directamente del asesinato de Cánovas, dado que por la muerte de Cánovas un pacto hecho (previo al evento) entre el nuevo primer ministro español, Práxedes Mateo Sagasta, y liberales puertorriqueños liderados por Luis Muñoz Rivera entraría en vigor poco después.
Presidentes del gobierno español como Juan Prim y Práxedes Mateo Sagasta, ya en el siglo XIX defendieron esta postura, de la que también participaron José Alonso Ruiz de Conejares, ministro de Justicia navarro en 1841, Serafín Olave, Arturo Campión, Eladio Esparza, Rafael Aizpún, Tomás Rodríguez Garraza, Jaime Ignacio del Burgo y Víctor Manuel Arbeloa.
Por aquel entonces era un joven inquieto que compartía el espíritu progresista de la Revolución. Fue redactor de La Iberia, órgano del partido de Práxedes Mateo Sagasta.
En junio de 1977 le nombró caballero de la Orden del Toisón de Oro, máxima condecoración que concede el rey, que ya había sido concedida a otros políticos españoles de gran relevancia histórica como Antonio Cánovas del Castillo, Práxedes Mateo Sagasta o Antonio Maura.
A pesar de las advertencias de autonomistas cubanos (Rafael Montoro; Domingo del Monte) y de políticos y militares españoles como Práxedes Mateo Sagasta y Arsenio Martínez Campos, de la utilidad del estatus de autonomía para Cuba, en aras de no perderla totalmente, el gobierno de Cánovas llevó a cabo una política empecinada y burocrática de extorsión y extremismo con la isla caribeña.
(Manuel Ovilo y Otero, París 1859); (RAH 1884) (6) Al haberse negado a firmar un manifiesto a favor de Isabel II. También se negó D. Práxedes Mateo Sagasta participante en la Sublevación del Cuartel de San Gil.