Poitiers

Poitiers

 
C. del centro-O de Francia, cap. del departamento de Vienne y de la región de Poitou-Charentes; 79 350 h. Ruinas romanas y notables iglesias románicas (Notre-Dame-la-Grande, s. XI).
Ejemplos ?
El 20 de junio de 840 falleció en presencia de su hermanastro Drogo y de numerosos obispos y eclesiásticos; Judith y Carlos no asistieron al óbito, ya que se encontraban en Poitiers.
En Narbona se firmó un tratado de paz, por el cual allí residiría un wali o gobernador musulmán, estando las demás ciudades administradas por los condes godos o galos. En 732 Carlos Martel salvó a Francia de una invasión musulmana en la batalla de Poitiers y mató a Abd-el-Rahman.
De este modo, además de hacerse con tierras, suministros y prisioneros, Eduardo socavaba la autoridad de Felipe ante los ojos de su pueblo campesino. En 1346 los franceses entablaron batalla con Eduardo en Crecy y en 1356 con su hijo el Príncipe Negro en Poitiers.
Marchó inmediatamente a Compiègne, donde los soldados de Pipino le rodearon y capturaron. Judith fue detenida en Poitiers y Bernardo huyó a Barcelona.
El inagotable guía continuaba: Al lado de él, esa mujer arrodillada que llora es su esposa Diana de Poitiers, condesa de Brézé, duquesa de Valentinois, nacida en 1499, muerta en 1566; y a la izquierda, la que lleva un niño en brazos, la Santísima Virgen.
Lo habían enviado a Poitiers para que visitara a una pariente, acompañado por un solo criado, y nuestros rateros, que lo esperaban, asesinaron al criado y se apoderaron del niño.
Recuerdo cuando Leonardo me leía versos del primer trovador conocido, Guillaume de Poitiers, un poeta del 1100, y los de otros, cuya regla era ser gozosos, alegres, gais.
Todavía niño, da muestras de prodigiosa fuerza y de una voracidad no menos extraordinaria; ya adolescente, realiza sus estudios en Poitiers, Tolosa, Montepellier, Bourges y Orleáns, donde se topa con un limosín, estudiante en París, que desfigura la lengua francesa, es decir, la llena de latinismos bárbaros y la parodia de Rabelais es graciosísima: “Nous transfetons la Sequane au dilucule e crepuesculo; nous deambulons par les copites et quadrivies de l`urbe la verbocination latial”.
Como Fausto, había amado a Helena, y hubiera querido que las ondulaciones de los siglos llevaran hasta él una de esas personificaciones de los deseos y los sueños humanos, cuya forma, invisible para los ojos vulgares, sigue subsistiendo en el espacio y el tiempo. Se había compuesto un serrallo ideal con Semíramis, Aspasia, Cleopatra, Diana de Poitiers, Juana de Aragón.
Según cantaba el labriego de Poitiers, La hauteur des maisons empêche de voir la ville, y el adagio germánico afirma que los árboles no dejan ver el bosque.
Fue durante la época de la dinastía Omeya cuando llegaron más lejos por occidente, haciendo una incursión en el país galo y perdiendo la famosa Batalla de Poitiers.
El comandante de los navarros era Juan de Grailly, vencedor del rey Juan en Poitiers; no obstante, su adversario era otro brillante militar, Bertrand du Guesclin.