Ejemplos ?
Al poco tiempo murió el rey Ladislao en circunstancias desconocidas, y el joven Matías quedó como prisionero de Podiebrad. Por otra parte, el tío de Matías, Miguel Szilágyi forzó en Hungría a los nobles a elegir rey al joven prisionero, ya que su padre, como comandante y regente húngaro, había acumulado suficientes méritos, como para que un hijo suyo gobernase en el reino.
Ladislao arribó pronto a Praga, donde fue recibido por el regente Jorge de Podiebrad, quien gobernaba en el nombre del joven rey, mientras este estaba en Hungría.
Cuando Matías ascendió al trono húngaro, Jiskra primero se sometió a él por mediación de Podiebrad, pero en lo que se le hizo posible le ordenó a sus mercenarios que continuasen robando y actuando a voluntad en los territorios bajo su control.
En 1436 se alcanzó finalmente un acuerdo con el emperador Segismundo y con el Reino de Bohemia. En el año 1448 se elige regente y en 1458 rey a Jorge de Podiebrad (checo: Jiří z Poděbrad).
Derrotado en esta lucha, que concluyó en 1462, Alberto hizo una alianza con su antiguo enemigo, Jorge de Podiebrad, Rey de Bohemia, un paso que provocó que el Papa Paulo II lo censurara.
Después de la elección de Jorge de Podiebrad (Jiří z Poděbrad) al trono checo tras las Guerras Husitas, un nuevo movimiento cultural entró en Bohemia.
Desde su fundación, Nachod fue una posesión feudal de distintas estirpes, y en ocasiones de reyes, como Juan de Luxemburgo (s. XIV) y el llamado "rey husita" Jorge de Podiebrad (mediados s.
En septiembre de 1453 los nobles húngaros y austríacos decidieron, con la aprobación de Hunyadi y Podiebrad, que Ulrico de Celje era una figura demasiado peligrosa para permitir que se mantuviese como tutor y regente del pequeño rey húngaro Ladislao V.
Los enormes bienes de la familia Hunyadi eran administrados minuciosamente por ella, y fue la noble quien prometió 40.000 piezas de oro al regente checo Jorge de Podiebrad, para que éste liberase a Matías de su cautiverio en que se hallaba desde que el rey Ladislao huyó de Hungría a Praga y se lo había llevado consigo.
Para esta época Hungría se hallaba sin rey, pues tras la muerte de Alberto de Hungría, su hijo recién nacido Ladislao V quedó en manos de regentes. Juan Hunyadi como regente húngaro y Jorge de Podiebrad como regente checo.
Fue llevado entonces el rey a Praga donde el regente checo Jorge de Podiebrad quedó como rehén. Mientras tanto, Ulrico de Celje consiguió acercarse de nuevo a Ladislao V, por lo que continuó la guerra por el poder contra Juan Hunyadi.
Cuando fue puesto en libertad, ella misma fue a su encuentro y firmó el documento que certificaba dicho acontecimiento y fijaba el compromiso entre la hija de Podiebrad y Matías, una de las condiciones establecidas para la liberación.