Pilcomayo

Pilcomayo

 
Río de América del Sur, afluente principal del río Paraguay. Nace en los Andes Orientales, en Bolivia, y señala la frontera argentino-paraguaya; 1 125 km.
Ejemplos ?
Momentos después se reconocía que los citados buques eran las corbetas peruanas Unión y Pilcomayo que se dirigían sobre nosotros.
Antonio Quijarro el único estadista que hasta los últimos instantes de su vida laboriosa, puso todo el contingente de su talento, de su patriotismo y de su actividad, al servicio de la realización de la magna idea de abrir una rápida comunicación a Bolivia por el río Paraguay ó por el Pilcomayo; pero en vano, todas sus ideas e iniciativas escollaron ante el indiferentismo y miras retrógradas de los políticos.
S., gobernamos en demanda de él para reconocerlo, ordenando a la Pilcomayo acortara la distancia buque a buque; resultó ser la corbeta chilena Magallanes, que al apercibirnos, enmendó su rumbo al Oeste con la marcada intención de huir nuestro encuentro.
arte de C. Ferreyros comandante de la Pilcomayo A bordo del vapor Loa, al ancla en Pisagua, noviembre 22 de 1879. Señor General Ministro, en el despacho de Guerra y Marina: Habiendo zarpado del puerto de Arica la corbeta Unión a las 10 P.
Desde este momento noté que la persecución del blindado era dedicada única y exclusivamente a la Pilcomayo, a pesar de que el Chalaco, cuya primera maniobra lo había acercado al enemigo, había llegado a estar más inmediato a éste que a nosotros; notando además, por medio de repetidas observaciones con el micrómetro, que el blindado nos ganaba en el andar a razón de más de una milla por hora, siendo la distancia que nos separaba en ese momento de cuatro o cinco millas.
Juzgamos con evidente convicción, como lo han juzgado los grandes estadistas bolivianos y extranjeros, que el único ferrocarril verdaderamente nacional, por sus ventajas económicas, es el que arranque del río Paraguay o del Pilcomayo, pase por Santa Cruz y remate en Cochabamba o Sucre, desde donde pueden extenderse los ramales que se quieran.
Al dar cuenta de este hecho de armas me complazco en comunicar que todas mis ordenes fueron cumplidas con la mayor precisión y prontitud por los comandantes capitán de Navío don Nicolás Portal de la Unión y capitán de fragata don Antonio Guerra de la Pilcomayo; y que en él, los jefes, empleados del Estado Mayor, oficiales, voluntarios de la columna "Constitución de Callao" y tripulantes de ambos buques, han observados todos una actitud tan entusiasta y decidida que no me permite hacer distinciones especiales; por lo mismo, me permito adjuntar a V.
Como el vapor no contestara, ni este buque pudiera romper sus fuegos, por tener su proa enfilada a su costado y carecer de cazadores, se ordenó a la Pilcomayo que lo hiciera, sin que el buque perseguido izara por esto su pabellón.
Los esfuerzos hechos por la tripulación del Blanco para salvar a la Pilcomayo han sido grandes, trabajándose constantemente día y noche, atracándola al costado del blindado para aplicarle las poderosas bombas a vapor de éste, habiendo estado a punto de ser abandonada varias veces por la enorme cantidad de agua que hacía.
Pero en realidad son dos solamente las opiniones encontradas: la de los pueblos occidentales de la región andina, partidarios de la construcción de líneas férreas como apéndices de las líneas extranjeras de Antofagasta y Puno; y la de los pueblos del Oriente y Noroeste de Bolivia, que gravitan hacia las hoyas platense y amazónica, como partidarios de la vía férrea que remate en los ríos Paraguay o Pilcomayo, afluente de aquel, porque esta vía será siempre libre de todo tutela extranjero.
Por mi parte, a fin de no perder lo ventajoso de nuestra posición, no contesté absolutamente los fuegos de la Pilcomayo, pero si con el cañón de popa a las 12.10 P.
dos granadas de nuestras colisas, alcanzando el blanco, es muy posible que hayan reventado dentro del buque, causándole serias averías, por coincidir con este hecho el apercibirnos de un gran escape de vapor por su chimenea, a la vez que separarse rápidamente del combate, optando para reunirse a la Pilcomayo, por el camino más largo, a fin de interponer de esta manera entre el y la Magallanes un poco de mayor distancia.