Perséfone

Perséfone (Persephónē)

 
mit. Hija de Deméter y Zeus raptada por Hades, dios de los infiernos, junto al cual reinaba en el imperio de las sombras. Corresponde a la diosa romana Proserpina.
Traducciones

Perséfone

Persephone
Ejemplos ?
Quise obedecerla y lo hice; mi padre, que no tardó en conocerlo, me maldijo repetidas veces, pidió a las horrendas Erinies que jamás pudiera sentarse en sus rodillas un hijo mío, y el Zeus del infierno y la terrible Perséfone ratificaron sus imprecaciones.
Allí delante se encuentran las resonantes mansiones del dios subterráneo, del poderoso Hades y la temible Perséfone; guarda su entrada un terrible perro, despiadado y que se vale de tretas malvadas: a los que entran les saluda alegremente con el rabo y ambas orejas al mismo tiempo, pero ya no les deja salir de nuevo, sino que, al acecho, se come al que coge a punto de franquear las puertas.
Retirado pues, con su esposa, devoraba Meleagro la acerba cólera que le causaran las imprecaciones de su madre; la cual, acongojada por la muerte violenta de un hermano, oraba a los dioses, y puesta de rodillas y con el seno bañado en lágrimas, golpeaba el fértil suelo invocando a Hades y a la terrible Perséfone para que dieran muerte a su hijo.
Señales, aun así, manifiestas dio, y, conocido para su madre, en ese lugar en que por azar se le había desprendido, en el abismo sagrado, de Perséfone el ceñidor encima mostró de las ondas.
FILOCLEÓN: (Al Acusador.) Y el erizo toma a un com­pañero por testigo; a lo que la mujer de Síbaris le dice: «Por Perséfone, si en lugar de ocuparte en tener un testigo te hubieras apresurado a comprar cuerda para recomponer­te, habrías dado pruebas de más inteligencia.» EL HOMBRE: Sigue haciéndote el insolente hasta que el arconte te llame a juicio.
Luego subió al lecho de Deméter nutricia de muchos. Ésta parió a Perséfone de blancos brazos, a la que Edoneo arrebató del lado de su madre; el prudente Zeus se la concedió.
Mas tu crúor en flor se mutará, ¿o es que a ti en otro tiempo un femíneo cuerpo convertir en olientes mentas, Perséfone, te fue concedido, y mal se verá que por mí 730 sea mutado el héroe Cinireio?” Así diciendo su crúor con néctar perfumado asperjó, la cual, teñido de él, se hinchó así como en el rubio cieno totalmente traslúcida levantarse una burbuja suele, y no más larga que una hora plena resultó la demora, cuando una flor, de la sangre concolor, surgió, 735 cual los que esconden bajo su tersa corteza su grano, los bermellones granados llevar suelen.
10 A la cual, a las altísimas auras después que el rodopeio bastante hubo llorado, el vate, para no dejar de intentar también las sombras, a la Estige osó descender por la puerta del Ténaro, y a través de los leves pueblos y de los espectros que cumplieran con el sepulcro, a Perséfone acude y al que los inamenos reinos posee, 15 de las sombras el señor, y pulsados al son de sus cantos los nervios, así dice: “Oh divinidades del mundo puesto bajo el cosmos, al que volvemos a caer cuanto mortal somos creados, si me es lícito, y, dejando los rodeos de una falsa boca, la verdad decir dejáis, no aquí para ver los opacos 20 Tártaros he descendido, ni para encadenar las triples gargantas, vellosas de culebras, del monstruo de Medusa.
En la mitología griega, Perséfone (en griego antiguo, Περσεφόνη Persephónē) es hija de Zeus y de Deméter. La joven doncella, también llamada Kore, es raptada por Hades y se convierte en la reina del Inframundo.
La primera, conocida como Tumba I o Tumba de Perséfone tenía una pequeña estructura rectangular; tres de sus paredes estaban cubiertas por pinturas que representan el rapto de Perséfone por Plutón.
Según este mito, los antiguos Titanes, bestiales y soberbios, mataron al pequeño Dioniso, hijo de Zeus y Perséfone, atrayendo al niño con brillantes juguetes a una trampa.
Otras tumbas de gran valor artístico encontradas en Vergina son la llamada Tumba de Eurídice, descubierta en 1987, que se atribuye a la madre de Filipo II, donde se encuentra un trono con una pintura en el respaldo del mismo que representa el rapto de Perséfone y la Tumba Rhomaios, llamada así por su descubridor, Konstantinos Rhomaios, que contaba con dos cámaras, un trono y su fecha aproximada es el año 300 a.