Ejemplos ?
de Las Angustias (Argual) Iglesia de San Pedro (Argual) Iglesia de Los Santos Mártires (Montaña Tenisca) Iglesia de N.S. de Fátima (El Retamar Iglesia de San Isidro Labrador (La Laguna) Iglesia de San Pio X (Todoque) Iglesia de N.S.
Años más tarde, cuando Napoleón se llevó a Francia el Apolo, el papa Pio VII adquirió la obra para reemplazarlo y mandó instalar el grupo escultórico en el pedestal de la imagen robada, de ahí el apodo de «El Consolador» que la estatua de Canova recibió.
Regidores: Marcial Mamani Ccallo (Ayllu), Mario Huallpa Tupa (Ayllu), Maura Meza Huaman (Ayllu), Martha Martina Osorio Estrada (Ayllu), Mariano Carmen Condori Huaman (Ayllu), Roberto Zamata Herencia (Gran Alianza Nacionalista), Pio Villanoe Pfuña Condori (Restauración Nacional).
A él pertenece el fragmento que puede leerse a continuación (y que se incluye para que el lector pueda discernir por sí mismo qué razones pudieron existir para exigir que Sanz del Río fuese 'llevado a la hoguera' siguiendo las consignas de Pio IX, y que la Iglesia Católica, en este caso como en muchos otros, aún no se haya retractado): Algunos de los estudios y monografías sobre el pensador español son: Krausismo Institución Libre de Enseñanza Consultado en agosto de 2014
Habiendo quedado poco tiempo después vacante con la muerte del arzobispo de Valencia la dignidad de Patriarca de Antioquía, el Papa Pio V se la confirió, y entonces fue cuando dijo en público consistorio aquellas palabras tan notables en la boca de un Pontífice como él: Es, decía de nuestro Rivera, lumbrera de toda España, raro exemplo de virtud y de bondad, dechado de las costumbres y de la santidad, tanto que nos confunde con su humildad y parsimonia .
Plaza del Tucuman y Septiembre veinte y quatro de mil, ochocientos doce— Eustoquio Antonio Diaz Veles.— Sr. Coronel D. Pio Tristan.— Num.
—¡Vaya si me he fijado! Pero, con eiio, nada saco en lim- pio. Ese señor Jefe de Estado Mayor debió escribir cgmo Cristo nos enseña: pan, pan, y vino, vino, y no fatigarme en que le adivine el pensamiento.
Los efectos de su legación fueron las paces entre estos dos Monarcas por la mediación del Emperador, y el premio de sus tareas el Obispado de Lérida, que le dió Pio IV, y el Arzobispado de Tarragona, que le confirió Gregorio XIII, á instancias ambos de Felipe II.
Murió Pio V, y su sucesor Gregorio XIII sentenció en 1576 al Arzobispo á que abjurase diez y seis proposiciones de, en que se sospechaba coincidía, á estar suspenso de su Arzobispado por cinco años, y recluso en el Convento de Predicadores de Orbieto.
Maestro habló en esta forma: «Todo el busilis está en que las legitimas potestades manden que ninguno sea osado á morirse sin tener ántes la mortaja hecha; y que los soldados, que son los que mas mueren en estos tiempos, vayan haciendo una masilla que se puede llamar monte-pio, para aparejarse de mortaja: y si alguno, por muy bisoño, no hubiese juntado para ella, que se le equipe de la caja del regimiento.
En enviando un jesuita al Paraguai, todos los paraguayos con sus castas atravesadas se irian al pio pio tras su Padre de su alma: otro á la Inglaterra, como una pólvora se moverian á favor nuestro aquellos friáticos isleños: otro á la Francia, Napoleon en la liga: otro á Portugal, digo ¿eh?...
El Todo-Poderoso ha coronado con una completa victoria nuestros trabajos: arrollado, con las bayonetas y los sables, el Exto, al mando de Dn. Pio Tristan, se ha rendido del modo qe.