Ejemplos ?
porque si fué romano Octaviano, también Marramaquiz era romano; y si valiente César y prudente, no menos fué prudente que valiente; que, en su tanto los méritos mirados, César pudiera ser de los tejados.
No le faltó estatua a Marco Bruto, que en Milán se la erigieron de bronce; y pasando César Octaviano por aquella ciudad, y viéndola, dijo a los magistrados: -Vosotros no me sois leales, pues honráis a mi enemigo en mi presencia.
el Gobernador Provisorio de la República Oriental, en virtud de nuestros plenos poderes, firmamos este tratado y le hacemos poner nuestros sellos en la Ciudad de Buenos Aires, el 1º de Mayo del año de Nuestro Señor de 1865. C. DE CASTRO J. OCTAVIANO DE ALMEIDA ROSA RUFINO DE ELIZALDE. SS.
Y firmaron este Protocolo en Buenos Aires el 1° de Mayo de 1865. CARLOS DE CASTRO, F. OCTAVIANO DE ALMEIDA ROSA, RUFINO DE ELIZALDE.
Leyose en alta voz el testamento de César, y las mandas en que todo su tesoro y posesiones repartía en los ciudadanos, y cómo adoptaba a Octaviano en primer lugar, y en segundo a Décimo Bruto.
Cualquiera que sea su antigüedad, sobre la que no sería oportuno discutir aquí, es más apreciable, como tal tradición y tal antigüedad, que la leyenda de Jaun Zuría, sea ó no sea cierto lo de «Octaviano, señor del mundo, pero Lecovidi de Vizcaya,» que ella dice.
José Miguel Niemes preside la Junta preparatoria. Mesa directiva: presidente Dr. Octaviano Crespo, vicepresidente Sr. Manuel Alberto Paredes y secretario con carácter de interino Sr.
Consiguió la promulgación de una lex curiata que confirmó la adopción que hiciera César, pasando Octavio a llamarse Cayo Julio César Octaviano.
El mundo romano fue nuevamente dividido, asignando esta vez África a Lépido, las provincias occidentales a Octaviano, y el Oriente a Antonio.
C., se dirigió a la Galia Cisalpina para hacerse cargo de su gobierno, que el cónsul Bruto se negó a entregarle. El Senado declaró a Antonio enemigo público, y encargó su eliminación a Octaviano.
A las 14 se hizo presente el gobernador de la provincia, Octaviano Vera, acompañado por varios funcionarios, quienes se ubicaron en la tribuna oficial reservada para invitados y periodistas, hoy sector 1 de plateas.
Derrotado en la Guerra de Módena, pudo rehacer sus posiciones, no tardando en recibir ayuda de otro importante cesariano, Lépido. Finalmente, ambos pactaron con Octaviano el llamado Segundo Triunvirato (43 a.