Oceánidas

oceánidas

s. f. pl. MITOLOGÍA Ninfas hijas del dios del mar, según la mitología clásica.

Oceánidas

 
mit. Ninfas del mar, hijas de Océano y de Tetis.
Ejemplos ?
Otros miembros de la segunda generación no suelen ser llamados titanes: Caanto, hermano de Melia. Dione y Metis, que se suelen considerar oceánides. Los Oceánidas o dioses-río. Las Oceánides, ninfas marinas.
En la mitología griega, Alfeo es uno de los oceánidas, un dios del río homónimo del Peloponeso. Alfeo era hijo de Océano y Tetis, como la mayoría de los ríos.
Fue madre de los principales ríos (oceánidas) del mundo conocidos por los griegos, como el Nilo, el Alfeo, el Meandro, y de unas tres mil hijas llamadas las oceánides.
Océano Oceánidas (dioses fluviales) Oceánides (ninfas marinas) Titanes Dioses primordiales de la mitología griega Dioses del mar de la mitología griega Himnos órficos, 21: A Talasa o Tetis.
Tetis con el Océano parió a los voraginosos Oceánidas: el Nilo, el Alfeo, el Erídano de profundos remolinos, el Estrimón, el Meandro, el Istro de bellas corrientes, el Fasis, el Reso, el Aqueloo de plateados remolinos, el Neso, el Rodio, el Haliacmón, el Heptáporo, el Gránico, el Esepo y el divino Simunte, el Peneo, el Hermo, el Ceco de bella corriente, el largo Sangario, el Ladón, el Partenio, el Eveno, el Ardesco y el divino Escamandro.
La esposa de Océano era su hermana Tetis, y de su unión nacieron las tres mil Oceánides (o ninfas del mar) y todos los Oceánidas, los ríos del mundo, así como las fuentes y los lagos.
Gea Creúsa Triptólemo (según Apolodoro) Theia, hija de Memnón Cercopes Tetis Oceánidas (dioses fluviales) Oceánides (ninfas marinas) Océano aparece tanto en la cosmografía helénica como en la mitología.
Finalmente Asopo figuraría como uno más de los oceánidas, hijos de Océano y Tetis, aunque otras versiones lo hacen hijo de Poseidón y Peribea (o Celusa) o de Zeus y Eurínome.
Juegos Nemeos, competencia de jinetes, celebrados en Argos, en honor a Hera. Juegos Ístmicos, competencia celebrada en Corinto, en honor a Poseidón y las Oceánidas.
Hefesto tiene sus dudas, porque Prometeo es pariente suyo, pero sabe que no puede desobedecer a Zeus, así que cumple la orden. Una vez encadenado, Prometeo se lamenta por su destino: Un coro de Oceánidas ha acudido a tratar de consolarle.
Mas ya al corvo teatro resonante Me parece asistir; encadenado Miro al Titán filántropo en la roca Su cólera exhalando contra Zeus En impotentes voces, mientras Io Mísera vaga por la ardiente arena, Y el coro de las Ninfas Oceánidas A tan recio dolor no halla consuelo.
Pan toca su bocina; Un centauro y un sátiro se cuentan sus lujurias; Hidras, peces biformes. (Plutón y Proserpina). Tritones y Oceánidas y Náyades y Furias. Lohengrin y el Cisne.