Nuevo Mundo

Mundo, Nuevo

 
Término con el que se designan los continentes explorados por el hombre en los últimos siglos: América y Oceanía, en contraposición al Antiguo, formado por Europa, Asia, África.

Nuevo Mundo

 
Nombre que se da a la parte de la Tierra descubierta en la era moderna y esp. al continente americano.
Ejemplos ?
¿De labios colombianos saldrá la voz impía: Colombia fue? ¿Y el santo título abjuraremos que alegría al nuevo mundo dio y a Iberia espanto?
Ah! por tí al Nuevo Mundo pasó un dia El mayor bien que un Dios hacer podía. Eterno Rey del mar: solo tu ciencia Dará á tu don su precio verdadero.
Estamos en una nueva Argentina, pero también estamos en un nuevo mundo que implica mayores desafíos y mayores decisiones comprometidas con los intereses de nuestro pueblo y de nuestra sociedad.
Los pueblos indios desde el inicio de la colonia, se habían refugiado en su ancestral misticismo, para huir de la dramática realidad, donde el sincretismo religioso fue un elemento que les permitió asirse al nuevo mundo hostil y adverso.
Al hablaros, frente a la vieja, de una nueva política, no aspiro, por consiguiente, a inventar ningún nuevo mundo. Acercándose a la política es cuestión de honradez para el ideólogo torcer el cuello a sus pretensiones de pensador original.
Como se sabe, desde fines del siglo XVIII se revalorizaban la historia –incluida la precolombina- y los recursos naturales del “Nuevo mundo”, crecían las quejas contra las ambigüedades de la política económica y las restricciones comerciales todavía vigentes; se condenaba la conducta arbitraria de virreyes y gobernadores; se reclamaba el libre –a veces preferente- acceso de los criollos a los cargos públicos.
Y lo que yo veo, pese a ese cartel que había en la reunión del G-20 que decía: “G-20 Cannes, nuevo mundo, nuevas ideas”, hay un nuevo mundo, lo que no hay son nuevas ideas, este es el gran problema que hoy tenemos.
A menos que se olviden estos principios, nadie extrañara que los esfuerzos del nuevo mundo por su independencia hayan sido combatidos, no solo por sus antiguos opresores, sino también por una gran parte de los mismos oprimidos.
Todos se convertirían en enemigos sin que la Europa hiciera nada por sostenernos, porque no merece el Nuevo Mundo los gastos de una Santa Alianza; a lo menos, tenemos motivo para juzgar así, por la indiferencia con que se nos ha visto emprender y luchar por la emancipación de la mitad del mundo, que bien pronto será la fuente más productiva de las prosperidades europeas.
Esta bella parte meridional del nuevo mundo se trocó en hija adoptiva de la España, se pobló de ciudades, recibió costumbres análogas a las de sus conquistadores; y la ciencia y la literatura española fueron desde entonces nuestra ciencia y nuestra literatura.
La Conferencia debe inspirarles mediante el conocimiento de que, ya sea en cuanto gobiernos, organizaciones no gubernamentales, países y pueblos, estamos decididos a dedicar nuestras mentes, nuestras capacidades y nuestros recursos a la creación de un nuevo mundo libre de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia.
Como surgida de los mares, América apareció un día, ante los ojos ávidos y deslumbrados de Europa, urgida de violencia y codicia, y ese mismo día, puede decirse, se yergue en una cátedra de Salamanca la figura esclarecida de Francisco de Vitoria, frente al César, frente a los soberbios, frente a las ambiciones, para amparar en inmortales Relecciones, la debilidad y la inocencia del Nuevo Mundo.