No me gusta ...

Traducciones
No me gusta ...   
Ejemplos ?
Y cuando ya nuestros dos amigos hubieron dado fin a las dos citadas traicioneras, con más de una propina que hubo de agregarles el mozo, dejó Paco escapar un suspiro y exclamó con expresión melancólica: -Por esto no me gusta a mí beber, señor Cristóbal; porque a mí el vino to se me vuelve tristeza y puñalás que me peguen.
En segundo lugar, siento muchísimo que me hable usted con tanta conmiseración y blandura; pues yo no entiendo de suavidades, zalamerías ni melindres. Perdone usted la rudeza de mis palabras, pero cada uno es como Dios lo ha criado y a mí no me gusta engañar a nadie.
Pero en eso allá tú, porque a mí no me gusta meterme en camisa de once varas, y más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena; pero que te coste a ti que a veces penas se lloran que pudieron haber sío alegrías, y, en fin, perdona si en algo te ofendí sin querer y no me tomes tirria, que yo te quiero a ti bien y me sabrían a retama tus rencores.
-Sí, hablemos -dijeron los fósforos-, y veamos quién es el más noble de todos nosotros. -No, no me gusta hablar de mi persona -objetó la olla de barro-.
Siguió un largo silencio, y Alicia sólo pudo oir breves cuchicheos de vez en cuando, como «¡Seguro que esto no me gusta nada, señor, lo que se dice nada!» y «¡Haz de una vez lo que te digo, cobarde!» Por último, Alicia volvió a abrir la mano y a moverla en el aire como si quisiera atrapar algo.
Visita al que quieras: los dos están locos. - Pero es que a mí no me gusta tratar a gente loca - protestó Alicia. - Oh, eso no lo puedes evitar - repuso el Gato- .
Y se deshacía bailando. - ¿Le parezco así? - Si no, no lo diría. No me gusta decir mentiras. - Imagino que no. - Me gustaría invitarla al cine para mañana y luego a cenar.
Y voy a hacerlo de manera muy informal. No me gusta atenerme a métodos o procedimientos formales cuando hablo ante el público, porque me doy cuenta de que usualmente la conversación que sostengo gira en torno a cuestiones de raza o cuestiones raciales, que no es por culpa mía.
El otro aspecto, pues es uno de carácter personal, sencillamente no disfruto esa cuestión del protagonismo o sea, nunca lo he disfrutado, no me gusta el elogio, no me gusta sentirme el centro del universo, me parece que es una tontería.
Diz que el amanuense le leía una tarde al supremo dictador las pruebas de una oda que debía aparecer en la Gaceta oficial del 25 de Mayo, y al llegar á unos versos que decían: el pueblo te venera, y el argentino sabe que en tus manos flameará victoriosa su bandera, lo interrumpió don Juan Manuel diciendo:— No me gusta ese ver&o.
-¿Y si se lo digo a la rubia? -No tengo el gusto de conocerla más que de vista. -De todos modos, no me gusta usté. -Gracias por la franqueza.
Pero, ¿quién ha sido el imprudente que me ha traído a una casa ajena, teniendo yo la mía, y habiendo hospitales militares y civiles? ¡A mi no me gusta incomodar a nadie, ni deber favores, que maldito si merezco y quiero merecer!