No entiendo

Traducciones
No entiendo   
Ejemplos ?
¿Traen buenas noticias?" En lugar de responder a su pregunta, Serra explicó en términos técnicos la situación. Don Fidel comentó sin rodeos: "No entiendo".
Esta sensación de originalidad la he experimentado muchas veces: he ido a hablar con un hombre que entiende más que yo en un asunto determinado: le he confesado que yo no entiendo mucho de eso; pero...
–me preguntó mi anfitrión radiante y sonriendo de malicia, pues pensaba que no resolvería fácilmente aquel TURBUL. – Hay una palabra que todavía no entiendo –le dije–, todo lo demás es fácil.
¿Las odontoglosum ?..., preguntó Fernández, usando el nombre técnico de la planta por hábito adquirido al hablar de botánica con el inglés que cuida el invernáculo. No entiendo eso, las que querías, mandaron un mundo...
¿Yo que no tengo el diálogo oportuno de Inarco, ni su sal para la escena, ni el aura injusta y popular de alguno? Aunque haga una comedia mala o buena, si no entiendo del teatro las intrigas, ¿cuándo a pública luz saldrá mi vena?
Y después de apretar las manos de los amigos, en la suya grande, dura y tostada, salió refunfuñando entre dientes. Decididamente no entiendo nada de eso, ¡soy una bestia!...
¿Y no hay circunstancias para los que logran?» Ésta es, señor Fígaro, mi posición: o yo no entiendo las circunstancias, o soy el hombre más desdichado del mundo.
Entiendo, al fin, que el amor de la mercancía turbe el espíritu, entiendo que la sinrazón viva en el cerebro, entiendo que el orgullo desmedido condene lo que para sí mismo realza, y busca, y adquiere; pero no entiendo que haya cieno allí donde debe haber corazón.
Y con la frase «percepción de los hombres que investigan la verdad por las solas fuerzas de la razón», no entiendo yo lo que ellos perciben del mundo de la naturaleza física, ni por «percepción de los santos», lo que ellos entienden de lo metafísico, pues estas dos percepciones se diferencian mucho entre sí y no se confunde la una con la otra; lo que yo entiendo por «percepción de los hombres que investigan la verdad por las fuerzas de la razón», es aquello que ellos perciben de lo metafísico o suprasensible, como lo que percibió Abu Bakr .
Por la palabra corazón no entiendo el órgano corpóreo así llamado, ni el espíritu que está alojado en su cavidad, sino que entiendo la forma de este espíritu, la cual, por medio de sus facultades, se extiende por todo el cuerpo del hombre.
El anciano peripatético dixo con toda confianza: El alma es una _entelechîa_, una razon en virtud de la qual tiene la potencia de ser lo que es; así lo dice expresamente Aristóteles, pág. 633 de la edicion del Louvre: _Entelexeia esti_, etc. No entiendo el griego, dixo el gigante.
¡Cómo había pronunciado Isabel la sencilla frase! -No entiendo... -tartamudeó el infiel, con raros presentimientos y peregrinas sospechas.