Narsés

Narsés (Narsēs)

 
(478-568) Caudillo bizantino. Gobernó el territorio romano quince años con el título de patricio.
Ejemplos ?
Estas prácticas terminaron cuando Justiniano I envió al general Narsés a destruir los santuarios, detener a los sacerdotes e incautarse de las imágenes divinas, para llevarlas a Constantinopla.
En 539, durante las Guerras Góticas entre bizantinos y ostrogodos, el jefe ostrogodo Uraia saqueó la ciudad, exterminando y esclavizando a su población, y arrasando completamente sus murallas. Fue finalmente tomada por el general bizantino Narsés, quien la reconstruyó sin lograr devolverle su antiguo esplendor.
Mientras tanto, surgieron problemas con el rey Pap, que comenzó a actuar de manera cada vez más independiente, incluso ejecutando al obispo armenio Narsés y exigiendo el control de un número de ciudades romanas, incluida Edesa.
Fue teatro de algunos combates durante las guerras de los generales bizantinos Belisario y Narsés contra los ostrogodos, cuando era una de las pocas ciudades de cierta importancia del sur de Italia.
La basílica, fundada durante la época bizantina por el papa Pelagio I en la época de Narsés (siglo VI), conserva las reliquias de los apóstoles San Felipe y Santiago el Menor.
Ante los reclamos de Belisario por las nefastas consecuencias de la división del mando, Justiniano ordenó el regreso de Narsés a Cosntantinopla.
El ejército invasor del rey Narsés es aniquilado por Maximino Daya provocando la pérdida de los territorios de Armenia, Asiria y Mesopotamia.
Justiniano, para vigilar a Belisario, que cada vez ganaba más prestigio, le envió como refuerzo al general Narsés al mando de un ejército.
Tras él la iglesia se dividió pues una parte del clero no estuvo de acuerdo con el nombramiento de Eliseo y nombró a Narsés como catholicós de Seleucia.
En ella se enfrentaron las tropas del Imperio romano de Oriente bajo el mando del general Narsés y las tropas del reino ostrogodo bajo el mando de su rey Totila.
Según Nicolás Maquiavelo, en su 'Historia de Florencia', Libro primero, lo que inició el uso de los títulos que hoy se conocen como 'nobiliarios', fue que, muerto Justiniano, le sucedió su hijo Justino, quien por consejo de su mujer, Sofía, hizo salir de Italia al eunuco Narsés, y en su lugar envió a Longinos, que habitó en Rávena, y dio una nueva organización a Italia: no nombró gobernadores, como habían hecho los godos, que ya estaban fuera de Italia, sino que en todas las ciudades y territorios de alguna importancia puso autoridades a los que llamó 'duques', y puso a Roma bajo el mando de un duque que enviaban cada año desde Rávena.
La batalla finalizó con el triunfo de Narsés y terminó con el reinado de los ostrogodos en Italia. En el año 533 la batalla de Tricamerón significó el fin del reino Vándalo de África y la anexión del norte de África al Imperio bizantino lo que le proporcionó, al emperador Justiniano I, una excelente base de operaciones para actuar sobre Italia.