Me gusta ...

Traducciones
Me gusta ...   
Ejemplos ?
-No se crea usté, que a mí muchas veces me da una rabia que me troncho, pero en cuantito me ve rabiosa empieza a soltar azúcar por el pico y: niña de mis ojos por aquí, niña de mis ojos por allí, y na..., lo que pasa..., como yo le quiero..., como le tengo voluntá..., como me gusta más que el merengue...
Y cuando ya nuestros dos amigos hubieron dado fin a las dos citadas traicioneras, con más de una propina que hubo de agregarles el mozo, dejó Paco escapar un suspiro y exclamó con expresión melancólica: -Por esto no me gusta a mí beber, señor Cristóbal; porque a mí el vino to se me vuelve tristeza y puñalás que me peguen.
-Sí, hablemos -dijeron los fósforos-, y veamos quién es el más noble de todos nosotros. -No, no me gusta hablar de mi persona -objetó la olla de barro-.
Si yo le gusto a usté tanto, usté me gusta a mí mucho; y si yo le gusto a usté y usté me gusta a mí, pos no habrá bronca en los tendíos; porque como Curro y mi comadre...
Siguió un largo silencio, y Alicia sólo pudo oir breves cuchicheos de vez en cuando, como «¡Seguro que esto no me gusta nada, señor, lo que se dice nada!» y «¡Haz de una vez lo que te digo, cobarde!» Por último, Alicia volvió a abrir la mano y a moverla en el aire como si quisiera atrapar algo.
Con la voz apagada y un poco triste, le hablaba de esta suerte, como una niña a quien quisiera distraer con un cuento de hadas. Ella me respondía: —No le creo a usted, pero me gusta mucho oírle...
PRESIDENTE ERNESTO ZEDILLO: Bueno, me gusta mucho el trabajo, me gusta vivir muy cerca de mi lugar de trabajo, porque eso me da la oportunidad de estar más tiempo con mi familia y todo lo que ello entraña.
Señor Vicepresidente Ejecutivo de la República, Jorge Rodríguez; señor Canciller; Ministros, Ministras del Gabinete Ejecutivo, qué bueno, me gusta verlos así alineaditos...
Hablo, claro esta, de una cena liviana. Nada me gusta tanto como las tostadas con queso y cerveza. Más de una libra por vez, sin embargo, no es muy aconsejable en ciertos casos.
Visita al que quieras: los dos están locos. - Pero es que a mí no me gusta tratar a gente loca - protestó Alicia. - Oh, eso no lo puedes evitar - repuso el Gato- .
No me gusta atenerme a métodos o procedimientos formales cuando hablo ante el público, porque me doy cuenta de que usualmente la conversación que sostengo gira en torno a cuestiones de raza o cuestiones raciales, que no es por culpa mía.
Uno de los consultados, mozo que preciaba de no sufrir mal de piedra en el cerebro, dijo: — j ,Sabe usted, señor don Pablo, lo que, en castellano, quiere decir etcétera? —Me gusta la pregimla.