Manifiesto Comunista

Manifiesto Comunista

 
polít. Obra de Marx y Engels, publicada en 1848. Constituyó el programa de la I Internacional.
Ejemplos ?
Pero que la adapte a la realidad, que la coloque frente a los hechos diarios de nuestra vida. Cuesta muy poco leerse el Manifiesto Comunista.
Esta construcción intelectual es originaria del pensamiento de Karl Marx (Manifiesto Comunista, 1848, El Capital, 1867) y deriva de la síntesis y crítica de tres elementos: la economía clásica inglesa (Adam Smith, David Ricardo y Thomas Malthus), la filosofía idealista alemana (fundamentante la dialéctica hegeliana) y el movimiento obrero de la primera mitad del siglo XIX (representado por autores que Marx calificaba de socialistas utópicos).
Las medidas prácticas que Marx y Engels sugieren son la completación de la “socialización capitalista”, concentrando en manos del Estado la propiedad de los medios de producción, es decir: posesión, planificación y control de la tierra, capital y las finanzas, incluyendo alocación, organización y distribución “con arreglo a un plan colectivo” (ver manifiesto comunista) y agrega: “Tan pronto como, en el transcurso del tiempo, hayan desaparecido las diferencias de clase y toda la producción esté concentrada en manos de la sociedad, el Estado perderá todo carácter político.
En una entrevista en DJUBOKS – YUGOSLAVIA, 1982: "¿Existe un manifiesto oficial o no oficial del grupo?" - "Todo manifiesto histórico, como un programa, un conjunto de objetivos, formas y principios de un movimiento es básicamente incompleto, cargado consigo mismo y dejado al dinamismo del tiempo (por ejemplo el Manifiesto Comunista, 1848, el Manifiesto Futurista, 1909) los cuales exponen el carácter demagógico y a corto plazo de sus fundaciones.
En el Manifiesto Comunista, Marx y Engels proponían el siguiente programa de acción luego de la toma del poder estatal por el proletariado: ' Pero esta concepción estatista de la Hegemonía del Proletariado cambiaría en el transcurso del tiempo.
Luego de la Comuna de París, Marx y Engels decidieron agregar el siguiente prólogo al Manifiesto Comunista donde la concepción original de la toma del poder es revisada y cambiada por la siguiente: ' Según el leninismo, en los procesos revolucionarios de fines del siglo XIX y principios del siglo XX la Hegemonía del Proletariado debía ser contenido esencial de una revolución socialista.
Las bases de su pensamiento las expusieron en El Manifiesto Comunista en 1848 y las ampliaron notablemente en El Capital, publicado en 1867.
La Flora de la Unión Obrera adelanta un pensamiento que, anterior al Manifiesto Comunista, postula la unión de los trabajadores y las mujeres –los oprimidos del mundo-, en una Internacional que, mediante una revolución pacífica -aquí aparece su herencia saintsimoniana-, traerá la prosperidad y la justicia.
Segundo: A través de la concepción que del alzamiento en conjunto tenía la Liga, según fue enunciado en la carta circular del Congreso Central Ejecutivo en 1847, y particularmente en el Manifiesto Comunista .
El Manifiesto Comunista se proponía por misión proclamar la desaparición inminente e inevitable de la propiedad burguesa en su estado actual.
Y los principios teóricos que la Liga de los Comunistas inscribió en sus banderas con el Manifiesto Comunista, en 1847, son hoy el vínculo internacional más fuerte que une todo el movimiento proletario de Europa y América.
Es cierto que más tarde Marx hizo también extensiva esta fórmula a la apropiación de los medios de cambio, pero esta ampliación, que después del "Manifiesto Comunista" se sobreentendía, era simplemente un corolario de la tesis principal.