Mainake

Mainake (Mainákē)

 
Antigua colonia griega situada probablemente en la actual Vélez-Málaga.
Ejemplos ?
426-431) de Rufo Festo Avieno, donde se afirma que la ciudad de Málaka se denominaba anteriormente Mainake, pero sin aludir a ningún componente étnico de la misma.
147-149) señalan que Mainake era una colonia de Massalía (Marsella) situada cerca de las Columnas de Hércules y que constituía la ciudad griega más occidental.
Por su parte Estrabón (III, 4,2) recoge también esta noticia, pero atribuye la fundación de Mainake a gentes procedentes de Focea (Jonia, Asia Menor).
Desde estos emplazamientos se mantenían vínculos con la Grecia más occidental, la del actual litoral hispanofrancés: Massalia (Marsella), Antípolis (Antibes), Nikaia (Niza), Emporion (Ampurias) o Mainake (Málaga).
Algunas teorías hacen corresponder este yacimiento con la antigua ciudad púnica y después romana de Maenoba, identificada por A. Schulten como Mainake-Maenoba.
Muy cerca de este lugar, muchos historiadores sitúan la colonia griega de Mainake, cuyo emplazamiento exacto es buscado todavía, aunque los restos arqueológicos más llamativos han aparecido junto al río Vélez, en Torre del Mar.
Los trabajos de análisis y valoración se han llevado a cabo por los arqueólogos Bartolomé Ruiz González y Juan Antonio Leiva Rojano; publicándose este trabajo en la revista de arqueológica malagueña “Mainake” años 1979.
son los fenicios quienes por razones comerciales, fundan en la costa la ciudad de “Malaca”, próxima a una colonia griega de nombre “Mainake”; por esa época era también conocida la ciudad de “Cartima” (Cártama), “Iluro” (Álora) y “Niscania” (Valle de Abdalajis).
La que parece ser la noticia más antigua sobre Mainake, posiblemente extraída de un periplo griego arcaico, se encuentra en la Ora Maritima (vv.
Mainake (en griego, Μαινάκη, Mainákē) es un topónimo citado por algunos textos clásicos como asentamiento griego ubicado en la costa de las actuales provincias andaluzas de Málaga o Granada (España).
Aubet Semmler, María Eugenia (2006). El sistema colonial fenicio y sus pautas de organización en Mainake, ISSN 0212-078X, Nº. 28, 2006, págs.
Se sabe de la presencia del hombre al final del Neolítico, pero fue con la llegada de los fenicios cuando la zona conoció su primer momento de esplendor, al cruzar por tierras de Almargen la vía que unía Tartessos con Mainake.