Madrid

Madrid

 
Comunidad autónoma uniprovincial española. Limita al N y al O con la comunidad autónoma de Castilla y León, y al S y al E con la de Castilla-La Mancha. Su superficie es de 7 995 km2 con un total de 6 500 000 h. La capital es Madrid. El territorio presenta tres unidades: al N se extiende la región de la sierra compuesta por la sierra de Guadarrama y la sierra de Gredos; al S aparece el pie de monte, inclinación del zócalo de una anchura aproximada de unos 30 km; por último, la parte central y meridional del territorio pertenece a la planicie de la submeseta del Tajo. El clima es continental. Los ríos principales, afluentes del Tajo, son el Jarama, el Guadarrama y el Alberche. La vegetación se ha degradado de los encinares originarios al matorral. En la sierra se conservan importantes formaciones boscosas donde abundan especies como el roble y el castaño. La Comunidad Autónoma de Madrid cuenta con un alto índice de población y con una densidad muy superior a la media española. Sin embargo, la población se halla muy desigualmente repartida, puesto que la capital concentra la mayor parte. Esta ciudad ha sido tradicionalmente un foco de atracción para la inmigración de otras comunidades españolas. El sector primario tiene poca importancia en la economía de la comunidad, con tendencia a retroceder por la presión del sector industrial. La industria no se desarrolló plenamente hasta mediados del s. XX, a partir de la década de 1960, en que la ciudad se convirtió en un verdadero núcleo industrial. La rama de la transformación metálica es la que ha experimentado un mayor desarrollo, seguida por la industria química y la de fabricación de material de transporte. El sector terciario ha tenido siempre una gran importancia en la comunidad, y especialmente en la ciudad por su condición de capital del Estado.
hist. La Comunidad Autónoma de Madrid no tiene unas señas de identidad propias de tradición histórica; fueron el carácter de gran núcleo urbano y su condición de capital del Estado los rasgos diferenciadores que determinaron la creación de una nueva región autonómica madrileña. Felipe II instaló la corte en Madrid y le dio a la ciudad el rango de capital. Durante los primeros siglos de capitalidad, la burocracia convirtió la ciudad en centro de la vida política del país. Los Borbones iniciaron la creación de un tejido económico mediante realizaciones como la creación de las Manufacturas reales o de los Cinco Gremios (agrupación de comerciantes). En el s. XIX la construcción de varios canales para el abastecimiento de agua de la ciudad y el desarrollo de las infraestructuras viarias permitieron el desarrollo del comercio, aunque el crecimiento económico de la ciudad se basó en un aumento de la terciarización de la sociedad al desarrollarse plenamente el sistema centralista. El s. XIX también supuso la creación de un importante proletariado basado en un primer momento en el sector de la construcción. Sin embargo, habría que esperar hasta mediados del s. XX para que la ciudad se industrializase definitivamente, proceso reflejado en la creación de grandes cantidades de suelo industrial en la región, así como en el gran crecimiento de la ciudad fruto de la emigración, sobre todo de las provincias limítrofes. Tras la recuperación de la democracia, quedó constituida como comunidad autónoma uniprovincial (previamente se desestimó integrarla en Castilla-La Mancha, debido a las grandes diferencias socieconómicas que separaban ambas zonas). El estatuto se redactó en 1983. La comunidad autónoma fue regida en las primeras legislaturas por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con la presidencia de Joaquín Leguina. En las elecciones celebradas en 1995 resultó triunfador Alberto Ruiz-Gallardón, del Partido Popular (PP), que revalidó su triunfo en los comicios de 1999. En 2003 Esperanza Aguirre, del PP, sucedió a Ruiz-Gallardón en la presidencia, y en 2012 esta dimitió y fue sustituida por Ignacio González, también del PP.
b. art. De la época medieval se conserva algún trozo de muralla árabe, la torre mudéjar de San Nicolás, del s. XII, y el arca de San Isidro, del s. XIV, en el palacio episcopal. Durante el reinado de los Reyes Católicos la ciudad comenzó a enriquecerse con monumentos como el hospital de la Latina, de finales del s. XV, y el monasterio de San Jerónimo el Real, de principios del XVI. Las Descalzas Reales y el convento de la Encarnación, este último de Juan Gómez de Mora, son dos de las construcciones religiosas con las que comenzó el período de esplendor. El monasterio de San Lorenzo el Real de El Escorial, situado en el municipio San Lorenzo de El Escorial, es el máximo exponente español del clasicismo renacentista. Concebido como necrópolis real, fue mandado construir por Felipe II. En 1563, Juan Bautista de Toledo inició las obras, continuadas (1567) y terminadas (1584) en un estilo más austero por su sucesor, Juan de Herrera (también autor del palacio de Aranjuez, en 1564). La catedral de San Isidro (1626-64) es otra de las obras importantes del Madrid de los Austrias, así como, respecto a la arquitectura civil, destacan la plaza Mayor, de Juan Gómez de Mora (1617-19), con la escultura ecuestre de Felipe III, obra de Pietro Tacca, y el Ayuntamiento, empezado por Gómez de Mora y terminado por Teodoro Ardemans y Juan de Villanueva. En tiempos de Felipe IV fue edificado el palacio real del Buen Retiro, del cual formó parte el casón del Retiro, cuya bóveda fue pintada por Lucas Jordán. En el s. XVIII la fisonomía de la ciudad cambió debido a diversas realizaciones urbanísticas y arquitectónicas. La construcción del nuevo palacio real la dirigió Juan B. Sacchetti a partir de 1738 y se concluyó hacia 1760. En su decoración intervinieron pintores como Corrado Giaquinto, A. R. Mengs y J. B. Tiépolo. Del palacio real se puede destacar el salón del Trono, el salón de Gasparini, el de Porcelana del Retiro, el de los Espejos y la capilla (1749). Contiene una importante colección de tapices y muebles y series pictóricas selectas, entre las que se encuentran obras de Juan de Flandes, el Bosco, el Greco, Caravaggio, Velázquez, Paret y Goya. El palacio de la Buenavista (1772) y el de Liria (1773) son coetáneos. El segundo contiene la colección pictórica de los duques de Alba, que incluye obras italianas entre los ss. XV y XVIII, españolas de los ss. XVI al XVIII, de el Greco, Ricci y Goya, y algunas de Rembrandt y Rubens. En la época de Carlos III adquiere gran auge la arquitectura urbanística, con el paseo del Prado, en el cual se encuentran las fuentes de la Cibeles, de Neptuno y de Apolo (1777); la puerta de Alcalá (1778), obra de Francisco Sabatini; la puerta de Hierro y el jardín botánico (1771), y el Museo del Prado (1785), las tres obras realizadas por Juan de Villanueva. En la arquitectura urbanística posterior debe mencionarse la Ciudad Universitaria, del grupo de arquitectos de la generación de 1925, así como el Instituto Ramiro de Maeztu y el Hipódromo de la Zarzuela (1936). Entre los museos, además del ya mencionado Museo del Prado, cabe destacar el Museo Romántico, el Museo Arqueológico Nacional, el Museo de América y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. En escultura, destacan la estatua ecuestre de Felipe IV y los monumentos a Pérez Galdós y Ramón y Cajal, situados en el parque del Retiro.

Madrid

 
Provincia de España cuyo territorio coincide con el de la Comunidad Autónoma homónima.

Madrid

 
Ciudad de España, capital del Estado y de la comunidad autónoma homónima; el término municipal tiene 607 km2 y 3 255 944 h. La ciudad se sitúa en el centro de un altiplano árido, en tres niveles de terrazas del Manzanares que enlazan con el pie de monte de la sierra. El clima de la ciudad es de tipo mediterráneo continental. La ciudad de Madrid está atravesada en la parte O por el río Manzanares. Hay un predominio de las industrias de transformación como las de montaje de automóviles, las de material eléctrico, alimentaria, textil y química. La inmigración ha tenido gran importancia en el crecimiento de la ciudad, aunque también hay que tener en cuenta las numerosas anexiones de municipios colindantes a la capital. El aumento de la población dio como resultado una ciudad con un trazado anárquico para cuya solución se hizo necesaria la elaboración del plan general. Actualmente, se observan en la ciudad tres zonas: el casco antiguo, con una disposición caótica de las calles, el Ensanche, con las calles en forma de cuadrícula, y el extrarradio con una construcción anárquica de las calles.
hist. La primera ocasión en que la ciudad de Madrid aparece en la historia corresponde a los tiempos del emir Muhammad I. La fortaleza fue ocupada en el s. X por Ramiro II y repoblada por Alfonso VI con campesinos segovianos. La ciudad no cobró verdadera importancia hasta el momento que el Austria Felipe II trasladó su corte a Madrid. En el s. XVIII, Madrid se vio gobernada por los Borbones, que la convirtieron en la capital de un Estado centralizado: ello comportaba la creación de una red de transportes con centro en Madrid y la promoción de la economía. A mediados de s. XIX, acorde con las funciones político-administrativas de la capital, se incrementó el papel de la ciudad como centro financiero de España. Las actividades comerciales, fruto de la mejora en las comunicaciones hicieron que las actividades económicas adquirieran un gran auge. Después de la Primera Guerra Mundial hubo un despegue industrial, se crearon grandes empresas y factorias. En las décadas de 1950 y 1960 la ciudad creció de forma muy acusada a causa de la fuerte industrialización y de la gran cantidad de emigración que recibió. En 1995 fue elegido alcalde Jose Mª Álvarez del Manzano, del Partido Popular, reelegido en 1999. En 2003 lo sucedió en el cargo Alberto Ruiz-Gallardón, también del Partido Popular. El 11 de marzo de 2004, la ciudad sufrió cuatro atentados terroristas simultáneos en la línea férrea de Alcalá de Henares a la estación de Atocha, en los que fallecieron cerca de 200 personas.
b. art. El desarrollo artístico de la ciudad se inició en la constitución de la ciudad como capital del Estado. Anteriormente destacan el Hospital de la Latina de fines del s. XV y el monasterio de San Jerónimo de inicios del s. XVI. Con la llegada de los Austrias se desarrolló la arquitectura mediante el sistema del mecenazgo, lo que provocó un gran aumento de la construcción tanto civil (construcción de la Plaza Mayor, del Escorial) como religiosa (catedral de San Isidro, 1626-64). En tiempos de Felipe IV fue edificado el palacio real del Buen Retiro. En el s. XVIII la fisonomía de la ciudad cambió debido a diversas realizaciones urbanísticas y arquitectónicas como las de Pedro Ribera (ermita de la Virgen del Puerto o el puente de Toledo) o la construcción del nuevo Palacio Real a partir de 1738. A fines del s. XVIII, con Carlos III adquirió gran auge la arquitectura urbanística, con el Paseo del Prado (con las fuentes de Cibeles y Neptuno y la Puerta de Alcalá). Completan este desarrollo el observatorio astronómico y el Museo del Prado, ambos de 1785. En la actualidad debe mencionarse la Ciudad Universitaria (1925), así como el Instituto Ramiro de Maeztu y el Hipódromo de la Zarzuela. Entre los museos, además del Museo del Prado, cabe destacar el Romántico, el de América y el Museo Español de Arte Contemporáneo.
Traducciones

Madrid

Madrid

Madrid

Madrid

Madrid

Madrid

Madrid

SMMadrid
Ejemplos ?
Y a cada suspiro de muerte que se oía, a cada francés que venía a tierra, una sonrisa gloriosa iluminaba la faz de García de Paredes, el cual de allí a poco devolvió su espíritu al cielo, bendecido por un Ministro del Señor y llorado de sus hermanos en la Patria. Madrid, 1856.
Pero en tanto subsista este absurdo, el Distrito Federal seguirá ocupando en los informes presidenciales el mismo lugar que cualquier secretaría o dependencia del Poder Ejecutivo y a veces ni eso, porque sucede con mucha frecuencia que hasta dependencias como la CONASUPO o cualquier otra, tienen espacios mayores que el Distrito Federal en dichos informes. El reciente, del Presidente Miguel de la Madrid, no fue la excepción en este aspecto.
El día 14 de junio, consta en el diario que nos hicieron favor de anexar al texto del Presidente, el 14 de junio, se creó la Comisión de Abasto en Comercialización de Bienes de Primera Necesidad, con presupuesto de 5 mil 268 millones de pesos; pero un mes después, en julio, el Presidente Miguel de la Madrid puso en marcha el Programa de Abasto Popular...
En esta formación marcharon por divisiones navales, aproándose respectivamente a nuestras fortificaciones hasta las 11 y 59 en que, por una rápida evolución, que al parecer cambiaba completamente la línea, la "Villa de Madrid" se dirigió a toda máquina al norte, viniendo en su lugar la "Resolución", y cubriendo, de este lado, la "Numancia", la retaguardia de toda la línea.
Aprobaciones Por comisión del señor licenciado Gabriel de Aldama, vicario general de Madrid, he visto este libro intitulado Vida de Marco Bruto, cuyo autor es D.
¡Allí hicimos prisionero a un rey de Francia, cuya espada ha estado en Madrid cerca de tres siglos, hasta que nos la robó hace tres meses ese hijo de un posadero que viene a vuestra cabeza, y a quien llaman Murat!
¿Murió al final el bueno de don Alvaro? ¡No extrañe usted que lo ignorase, pues anoche llegué a Madrid, después de año y medio de ausencia!...
En el piso bajo de la izquierda de una humilde pero graciosa y limpia casa de la calle de Preciados, calle muy estrecha y retorcida en aquel entonces y teatro de la refriega en tal momento, vivían solas, esto es, sin la compañía de hombre alguno, tres buenas y piadosas mujeres, que mucho se diferenciaban entre sí en cuanto al ser físico y estado social, puesto que éranse que se eran una señora mayor, viuda, guipuzcoana, de aspecto grave y distinguido; una hija suya, joven soltera, natural de Madrid y bastante guapa...
¡Déjame! ¡Yo soy tan aragonesa como mi padre, aunque he nacido en este pícaro Madrid! Además, no creo que a las mujeres se nos haya otorgado ninguna bula, dispensándonos de tener tanta verguenza y tanto valor como los hombres.
Yo soy un hombre atroz, a quien nadie ha podido aguantar, ni de muchacho, ni de joven, ni de viejo, que principio a ser. ¡A mí me llaman en todo Madrid el Capitán Veneno!
El patrimonio de la Corona se compondrá de los palacios de Madrid, de El Escorial, de San Ildefonso, de Aranjuez, de El Pardo y de todos los demás que hasta ahora han pertenecido a la misma Corona, con los parques, bosques, cercados y propiedades dependientes de ellos, de cualquier naturaleza que sean.
Antonio María Alvarez, avanzó rápidamente sobre Ingaguasi, que ocupaba el Sargento Mayor Dn. Gregorio Araoz de la Madrid, ala distancia de dos leguas del Quartel de Culpina, donde se hallaba acantonado el Sor.