Lotario I

Lotario I (Lothar)

 
(795-855) Emperador de Occidente (840-855). En 824 reguló los derechos del Papa y del emperador en Roma y en los Estados eclesiásticos. Firmó el Tratado de Verdún (843) con arreglo al cual conservó el título de emperador, el reino de Italia y una faja de tierra entre Galia y Germania (Lorena).
Ejemplos ?
Con Ermengarda de Hesbaye —con la que se casó c. 794–798— tuvo tres varones: Lotario I (795–855), monarca de Francia Media y del título de emperador.
Su padre fue El Conde de París; su tío conde-obispo de Saint-Riquier, su tía era la famosa emperatriz Judith, esposa de Ludovico Pío, así pues era primo hermano de Luis el Germánico, Lotario I y Carlos el Calvo.
Ambos condes fueron desposeídos de sus condados en la Asamble de Aquisgrán de 828, y Orleans fue concedido a Eudes, pariente de Bernardo (conde de Orleans, Nevers y Autun de 828 a 834 en que murió combatiendo a las fuerzas de Lotario I).
Los hijos de éste: Carlos el Calvo (Francia occidental), Luis el Germánico (Francia oriental) y Lotario I (primogénito y heredero del título imperial), se enfrentaron militarmente disputándose los diferentes territorios del imperio, que, más allá de las alianzas aristocráticas, manifestaban distintas personalidades, interpretables desde una perspectiva protonacional (idiomas diferentes -hacia el sur y oeste se imponían las lenguas romances que se comenzaban a diferenciar del latín vulgar, hacia el norte y este las lenguas germánicas, como testimoniaban los previos Juramentos de Estrasburgo -, costumbres, tradiciones e instituciones propias -romanas hacia el sur, germanas hacia el norte-).
Correspondiéndole a Lotario I los territorios que iban desde el mar del Norte hasta los ríos Mosa y Mosela, este reino es bautizado por el nombre de su rey, Lothar o Lotario, como la Lotaringia (Lotharii Regnum o Reino de Lotario), en francés el nombre se transformó en Lorraine y su nombre en alemán jamás ha cambiado desde la época (Lothringen), su nombre afrancesado es Lorraine y de éste el español "Lorena".
Pero el reinado de Lotario I dura poco y una nueva división se impone a través del Tratado de Prüm en el 855, esta vez correspondiéndole a Lotario II (825–869) la confirmación como rey de la Lotaringia.
Juan XII y Otón I rubricaron su alianza, el 13 de febrero de 962, en un documento conocido como Privilegium Othonis por el cual el emperador confirmaba las donaciones territoriales hechas a la Iglesia desde el reinado de Pipino el Breve a cambio de la aplicación de la conocida Constitutio Lotharii, documento firmado en 824 por el papa Eugenio II y el emperador Lotario I y que establecía que ningún papa sería consagrado hasta que su elección hubiera sido aprobada por el emperador de Occidente, que el emperador ejercía el más alto poder judicial sobre Roma y donde se prestaba juramento de lealtad entre Roma y el Imperio.
En el zócalo de toda la sala, Rafael diseñó la representación de emperadores y soberanos en un tono monocromo amarillo; están retratados Carlomagno, Arnulfo de Carintia, Godofredo de Bouillón, Lotario I y Fernando el Católico, entre ellos están colocadas unas cariátides en claroscuro.
el área fue incorporada como Reino de Provenza, a veces llamado de Baja Borgoña, por el emperador carolingio del Sacro Imperio Lotario I en la figura de su hijo Carlos de Provenza, y en el siglo X al Reino de Arlés.
El reino de Carlomagno fue dividido en el tratado de Verdún (843): los francos centrales a Lotario I, los francos orientales a Luis el Germánico y los francos del oeste a Carlos el Calvo.Carlomagno tuvo varios hijos, pero sólo uno le sobrevivió, Luis el Piadoso, quien sucedió a su padre en 814 al frente del territorio del imperio.
Tras tres guerras civiles, Luis murió en 840, y sus tres hijos supervivientes decidieron repartirse el territorio en el tratado de Verdún, en 843: Lotario I emperador desde el año 817, le correspondió los francos centrales con las capitales imperiales Aquisgrán y Roma, territorios que se subdividieron entre sus hijos en Lotaringia, Borgoña e Italia (septentrional).
843: El Tratado de Verdún, reparte el Imperio Carolingio entre los tres hijos de Ludovico; el este de Francia corresponde a Luis el Germánico, la Francia central a Lotario I y la Francia occidental a Carlos el Calvo.