Los Argonautas

Argonautas, Los

 
lit. Obra de Apolonio de Rodas (s. III a C).
Ejemplos ?
Para no ser acusado de traición, Jasón arguyó que Apsirto había roto la tregua en el momento en que había desembarcado y había acudido a ese lugar. Otra versión dice que Apsirto era todavía un niño cuando Medea le convenció de que huyera con él y los argonautas.
Una vez hechas las expiaciones y ceremonias necesarias Circe se dio cuenta de la verdadera historia, y expulsó de su corte a Jasón y a Medea, que volvieron con los argonautas, que los estaban esperando.
El reflejo más claro de este pensamiento aplicado al análisis teórico fue el libro Los argonautas del Pacífico Occidental (1922), una extensa y detallada monografía sobre las distintas esferas de la cultura de los isleños trobriandeses, un pueblo que habitaba en las islas Trobriand, al oriente de Nueva Guinea.
Según la Teogonía de Hesíodo, Tritón moraba con sus padres en un palacio dorado en las profundidades del mar. La historia de los argonautas sitúa su hogar en la costa de Libia.
de 1960 de Mary Grant.; en el Proyecto Perseus. de la película de 1963 Jasón y los argonautas; en ella, es Jasón quien lucha con la hidra., en la misma película.
Ambos hermanos, los Boréadas, inseparables en sus aventuras, formaron parte de la expedición de los argonautas, en el transcurso de la cual ayudaron a su ex cuñado Fineo a liberarse de las terribles harpías que le acosaban.
La leyenda cuenta que Cale era el nombre de uno de los argonautas griegos que llegó hasta aquí en un viaje que hizo y fundó un enclave comercial.
La mayoría huyeron a la isla de Ares, en el mar Negro (donde fueron encontrados por los argonautas), pero algunos de ellos se dirigieron a Micenas.
Lévi-Strauss, Claude (2001) 1962: El pensamiento salvaje. Fondo de Cultura Económica. México. Malinowski, Bronislaw: Los argonautas del Pacífico Occidental. Península. Barcelona.
Apsirto les dio alcance en la desembocadura del Danubio, pero para evitar muertes innecesarias acordó una tregua con los argonautas que dejaba al arbitrio de un rey del lugar la decisión de si Medea debía regresar con su padre y devolver el vellocino o podía continuar con Jasón.
Pero viendo Medea que sus aspiraciones podían venirse abajo, mandó un mensaje a su hermanastro diciéndole que realmente estaba secuestrada por los argonautas, y que iría gustosa de vuelta con él si la recogía esa noche en un bosque apartado.
En la guerra de Troya estuvo del lado de los más civilizados griegos, aunque en su regreso a casa les envió tormentas, por la manera en la que Ayante Locrio había tratado a Casandra en su templo. En la fábula de los Argonautas es ella quien instruye a los constructores del primer barco, el Argo.