Libros de los Reyes

Búsquedas relacionadas con Libros de los Reyes: Valle de los Reyes

Reyes, Libros de los

 
Libro del Antiguo Testamento que incluye la historia de la monarquía de Israel desde David (s. X a C).
Ejemplos ?
Esta lista, que figura a continuación, fue supuestamente aprobada por Dámaso: Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio, Jesús Nave, Jueces, Rut, 4 libros de los Reyes, 2 libros de Crónicas, Job, Salmos de David, 5 libros de Salomón, 12 libros de los Profetas, Isaías, Jeremías, Daniel, Ezequiel, Tobías, Judit, Ester, 2 libros de Esdras, 2 libros de los Macabeos, y en el Nuevo Testamento: 4 libros de los Evangelios, 1 libro de los Hechos de los Apóstoles, 13 cartas del apóstol Pablo, 1 de él a los Hebreos, 2 de Pedro, 3 de Juan, 1 de Santiago, 1 de Judas, y el Apocalipsis de Juan.
C. Los Libros de los Reyes afirman que Jerusalén era conocida como Jebús antes de este hecho. Según el relato bíblico, esto ocurrió aproximadamente en el año 1004 a.
La rígida estructura de los Libros de los Reyes se viola solo en tres oportunidades: a partir de la caída de Israel, durante el ciclo de Elías y al narrar la historia de Eliseo.
La explicación es que los Libros de los Reyes no son en realidad históricos sino más bien (una constante en esta sección de la Biblia) historias religiosas.
Algunos autores argumentan, por el contrario, que al dividir los dos libros de Samuel se los "juntó" con ambos Libros de los Reyes unificándolos y suavizando sus diferencias.
Se han conservado de él diversos escritos de carácter profano (por ejemplo, un panegírico del emperador bizantino Anastasio I y ciento sesenta y dos cartas), así como una catena o cadena de obras exegéticas (sobre el Octateuco, los Libros de los Reyes, Crónicas, Isaías, Proverbios, Cantar de los Cantares y Eclesiastés) que se encuentran entre las más antiguas, y cuyas principales fuentes son Basilio de Cesarea, Gregorio Nacianceno y Cirilo de Alejandría.
Son iguales a I Reyes para ambos reinos La rígida estructura de los Libros de los reyes se viola sólo en tres oportunidades: a partir de la caída de Israel, durante el ciclo de Elías y al narrar la historia de Eliseo.
La explicación es que los Libros de los Reyes no son en realidad históricos (una constante en esta sección de la Biblia) sino historias religiosas.
Las normas del culto siguen al Deuteronomio y, en este sentido, el cumplimiento de la Ley (que se guarda precisamente en el Templo) y la reforma religiosa son el fin y el origen de la narración que el autor está redactando (al menos en su versión original). El concepto básico que transmiten los Libros de los Reyes se puede resumir con estas palabras: Un solo Templo y un solo Dios.
En el Tanaj (las Escrituras hebreas y el Antiguo Testamento cristiano), Jezabel es una reina del antiguo Israel. Su historia se cuenta en los Libros de los Reyes (I y II).
Es por eso que los expertos han dividido a los libros históricos en seis grupos, dependiendo de su grado de certeza histórica y de los métodos utilizados por sus autores: David y Salomón (Libros de los Reyes): se toma este período como punto de partida porque es aquí cuando comienza a escribirse verdadera historia en el sentido moderno.
Es autor del volumen de la Biblia conocido como el Libro de Jeremías. Se le atribuye a él la autoría de los libros de los Reyes y del Libro de las Lamentaciones.