Las Alpujarras

Alpujarras, Las

 
Comarca andaluza, repartida entre las prov. españolas de Granada y Almería, al S de Sierra Nevada. Muy montañosa, seca y pobre, tiene, sin embargo, valles bien cultivados y extensos pastizales.
Ejemplos ?
El levantamiento morisco se extiende por todo el Reino de Granada y Felipe II confía a Juan de Austria su sofocamiento el cual se produce al ser vencidos en la localidad de Güejar Sierra. Como castillo los moriscos son desterrados de las Alpujarras y conducidos a Castilla.
Su situación geográfica y la disposición de Sierra Nevada y las Alpujarras como barreras ante los vientos húmedos del atlántico condicionan fuertemente su climatología, si bien, su posición estratégica en el Mediterráneo y su riqueza minera, ligada a procesos geológicos como el vulcanismo, han hecho que sea una región poblada desde muy antaño y cuna de civilizaciones como la Cultura de Almería o la de El Argar.
No obstante, en la segunda mitad del siglo, avanzado ya el reinado de Felipe II, las cosas cambiaron. Entre 1568 y 1570 se produjo la rebelión de las Alpujarras, una sublevación que fue reprimida con inusitada dureza.
La más fácil de adjudicar y de extendida leyenda por toda la península para otros grupos sospechosos de acusar en impureza y con xenofobia es la que ve que estos hablogrupos fueron introducidos por la reubicación de poblaciones mozárabes (durante la Reconquista) o, más difícilmente aún, por el asentamiento de población morisca en diversas áreas de la antigua Corona de Castilla, para dispersar a estas poblaciones tras la Revuelta de las Alpujarras en el antiguo Reino de Granada.
La segunda apareció en Cuenca, 1619, y narra la rebelión de los moriscos de las Alpujarras, en la cual participó el autor a las órdenes de Luis Fajardo y de la Cueva, II marqués de los Vélez.
No sólo ciudades florecieron en la Almería musulmana: se pueden encontrar diseminados por los Filabres, las Alpujarras y el valle del Almanzora numerosos baños, mezquitas y castillos.
Posteriormente fue quemada y destruida durante la rebelión de los moriscos o rebelión de las Alpujarras, siendo reconstruida a mediados del siglo XIX.
1569-70. Rebelión de las Alpujarras y guerras de Granada. Los moriscos alpujarreños son reasentados y dispersados por tierras de Castilla-La Vieja.
Allí vivió hasta 1569, y acaso estuvo en el ejército real luchando en la batalla de las Alpujarras contra los moriscos, pero después de la muerte de su querido amigo Gregorio Silvestre marchó a Osuna, donde frecuentó la academia de Cristóbal de Sandoval y conoció a Francisco de Medina.
Por ello sería beatificado más tarde, en 1899, por el papa León XIII. De este modo, pasó a ser el primer y único mártir de la Guerra de las Alpujarras beatificado por la Iglesia Católica.
Desembarazados de enemigos, Alfonso, Gastón y el resto de los cristianos atravesaron las Alpujarras a fin de contemplar el Mediterráneo en Motril.
Otras denominaciones posteriores han sido monte del Sol, del Aire y del Sol, de la Nieve y también Sierra de la Helada, siendo a partir del siglo XVIII bautizada de la forma en que es conocida hoy en día: Sierra Nevada. Durante el siglo XVI fue escenario de la Rebelión de las Alpujarras.