La Habana

Habana, La

 
Prov. del NO de Cuba, junto al estrecho de Florida; 724 km2 . Comprende la ciudad de La Habana.

Habana, La

 
C. cap. de la República de Cuba que forma una prov. por sí sola, al NO de la isla; 724 km2 y 2 096 054 h. Está formada por dos partes comunicadas por un túnel subterráneo; la c. antigua, fundada en 1515 por Diego de Velázquez, conserva notables edificios civiles y religiosos de la época colonial. Numerosos parques. Centro turístico internacional de El Vedado. Principal puerto de las Antillas y aeropuerto internacional. Fábricas de tabaco, licores, productos químicos, tejidos, papel. Universidad; numerosas escuelas, bibliotecas e instituciones culturales.
Traducciones

La Habana

Havana

La Habana

La Havane

La Habana

Havanna

La Habana

L'Avana
Ejemplos ?
Habían acostumbrado al pueblo de tal manera a mirar para los norteamericanos que yo me acuerdo, en los primeros tiempos de la campaña de la Sierra Maestra, que a cada rato llegaba corriendo un campesino y, como quien traía una buena noticia, me decía: “Oigame, hay siete barcos americanos que están llegando a La Habana, y dicen que los americanos van a intervenir.” Habían acostumbrado al pueblo a pensar que intervenir era una cosa buena; que, por ejemplo, para quitarse la dictadura de encima, el que intervinieran los norteamericanos era una cosa buena.
Claro, como no se sabe en la calle —incluso vienen de La Habana y van para su pueblo, y vienen de su pueblo y van para La Habana, de todos los frentes— y usted no va a estar registrando a todo el mundo —además, esta es una época en que no se anda registrando a la gente ni pidiéndole el carnet, ¿no?—; pero cuando llegue la hora de dar los carnets ya averiguaremos quién se ganó los grados peleando y quién es el que hasta se ha puesto un uniforme y, haciéndose el bobo, se está dejando crecer la barba (EXCLAMACIONES Y APLAUSOS).
Quise hacer un recorrido por todo el continente haciendo campañas en favor de la Revolución Cubana, y tuve que limitarme a ir a Venezuela solamente porque se me reclamó de inmediato que no saliera del país; hubiera deseado estar en la Sierra Maestra varias semanas y no he podido porque se me reclama que esté aquí en La Habana.
Y en la Habana, Montevideo, Santiago de Chile y en otras muchas partes se han llevado a cabo públicamente actos o manifestaciones de simpatía a nuestro país, que debe sentirse honrado y agradecido por estas actitudes.
Estudiando este capítulo de nuestra política hacia España recordé la "Convención sobre derechos y deberes de los Estados en caso de luchas civiles" suscrita en La Habana en 1928, por las veintiún Repúblicas de América, y decidí aprovechar su vigencia y su aplicabilidad para reforzar ante el mundo nuestra posición estrictamente legalista.
Por eso pedí la venia de la Superioridad para hacer mis declaraciones, que usted de fijo aprobó, y que en lo conducente expresan: "La ayuda material que México imparte a España tiene fundamento perfectamente legal que podrían invocar los Estados americanos." "En la Sexta Conferencia Inter-americana celebrada en La Habana en febrero de 1928, veintiún Estados del continente suscribieron una Convención en la cual dejaron claramente fijado su criterio y obligaciones hacia los contendientes en guerras intestinas.
Don Gregorio de Hoyos, natural de la Habana, marqués de Valdehoyos y brigadier de los reales ejércitos, fué enviado á Lima desde la madrileña Corte, allá por los años de 1812, con recomendación al virrey Abascal para que utilizase sus servicios.
Afortunadamente esta Revolución no depende de un hombre, hemos pasado etapas nosotros y hoy tenemos un liderazgo colectivo que se ha desplegado por todas partes, a mí me ha dado mucho gusto en estas horas desde nuestra llegada ayer al amanecer casi ya y bueno desde La Habana en los últimos diez días casi, verificar, constatar -una vez más- ese liderazgo colectivo, dígame la campaña para las elecciones de gobernadores, andan desplegados nuestros líderes, nuestros cuadros, hombres, mujeres con un gran fervor patrio y yo les felicito y estoy seguro que escribiremos otra página grandiosa el próximo domingo, el otro ¿no?
Inmediatamente al terminar, o al coronar la victoria del 7 de octubre, la gran victoria del 7 de octubre, a los pocos días me repetí los exámenes, aquí, allá en La Habana, y todo salió bien, todo salió bien.
---- Publicado en: Tricontinental, Suplemento especial, 16 de abril de 1967. Tomado de: Ernesto Che Guevara, Escritos y discursos, Tomo 9, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1977.
3° El ejército y la República Mexicana garantizan de la manera más solemne las vidas y propiedad particular de los individuos todos de la División española. :4° La División española se trasladará á Ciudad Victoria donde permanecerá mientras se reembarca para La Habana.
5° Se concede al general español mande al puerto de La Habana, uno ó dos oficiales que soliciten los transportes que deban trasladar sus fuerzas á dicho puerto.