La Araucana

Araucana, La

 
lit. Poema épico del s. XVI, de Alonso de Ercilla, que trata de la expedición de Pedro de Valdivia contra los araucanos en tiempo de Felipe II.
Ejemplos ?
Desde que en el último tercio del siglo XIV el señor de Vizcaya heredó la corona de Castilla con el nombre de don Juan I y los monarcas castellanos fueron sucediendo en el señorío de Vizcaya, estos monarcas bajaban a fomentar sus reinados a jurar las libertades del señorío al pie del árbol de Guernica, en la iglesia de San Hemeterio y San Celedonio de Larrabezúa y en la Santa Eugenia de Bermeo, frontera a ::los anchos muros del solar de Ercilla, ::solar antes fundado que la villa como dijo el insigne cantor de La Araucana.
Desde este punto de visla, la Araucana de Ercilla, O Guesa errante de Souza Andrade y Tabaré, son los poemas que, en mi concepto, satisfacen más cumplidamente el ideal del ame- ricanismo literario.
Que don Juan Nicasio Gallego, clérigo patriota y liberal, y don Antonio Ferrer del Río, prologuista de la edición académica de La Araucana e historiador del reinado de Carlos III, vean con los buenos ojos del alma esta humildad, máscara de mi desnudez, con que me apresto a sucederles.
No en vano era, además de valiente, poeta, y más poeta épico de lo que él pensaba: sus recuerdos de la Iliada del Ramayana, de la Eneida, de Los Lusiadas, de la Araucana, del Bernardo, etcétera, etc., llenaron su fantasía para inspirarle un bell morir.
Canto lírico, Imprenta Barcelona, Santiago, 1914; Literatura chilena, Imprenta Universo, Santiago, 1918 Bajo la Cruz del Sur, Nascimento, Santiago, 1926; Cantos filiales, Imprenta Universitaria, Santiago, 1926 Ercilla y La Araucana, ensayo, Balcells, Santiago, 1928 Fuente secreta, poesía, Editorial del Pacífico, Santiago, 1933; Campanario de humanidad, poema, Editorial del Pacífico, Santiago, 1938 El río del tiempo, Editorial del Pacífico, Santiago, 1942 Discursos patrióticos y académicos, 1944 Espejo del pasado.
Una de las obras más importantes de la literatura hispana, el poema épico La Araucana de Alonso de Ercilla (1569), es considerada también por Chile como favorable a su argumentación, ya que se puede leer en la séptima estrofa de su Canto I: Y en la cuarta estrofa de su Canto III: Existen también crónicas y mapas, tanto de Chile como de Europa, que indican la pertenencia de la Terra Australis Antártica como parte de la Capitanía General de Chile.
El mérito poético de este poema heroico es escaso, como el de la mayoría de las epopeyas americanas compuestas en esta época, salvo La Araucana, de Alonso de Ercilla, que, de todas formas, es bastante anterior; sin embargo, su valor histórico y documental es considerable.
Tuvo algunos amigos muy conocidos, como el poeta Alonso de Ercilla, cuya tercera parte de la Araucana prologó, Miguel de Cervantes, a quien le proporcionó trabajo como recaudador de la Armada Invencible, y don Álvaro de Bazán, primer marqués de Santa Cruz, que le protegió.
Club de Rugby Caimanes de Licantén (Se retira de la competencia 2014). (Universidades o Institutos que no participan de la competencia oficial) Instituto Profesioanal La Araucana Sede Curicó.
El Inca Garcilaso de la Vega en su libro Comentarios Reales de los Incas y el español Alonso de Ercilla en el poema épico La Araucana relatan la expedición Inca con una sospechosa gran cantidad de detalles, dado que el primero la escucho de niño y el segundo prácticamente la inventó.
Sin embargo, considerando los versos del Canto XXI del poema épico La Araucana (1569), los colores de la actual bandera chilena se remontarían a las bandas tricolores utilizadas por los toquis mapuches durante la Guerra de Arauco contra la Conquista española, mientras que la estrella representaría la «estrella de Arauco» según Bernardo O'Higgins.
Los primeros registros sobre el posible uso de banderas por parte de los pueblos aborígenes se remontan a la Guerra de Arauco, siendo el más conocido el descrito en el Canto XXI del poema épico La Araucana (1569).