Johann Joachim Winckelmann

Winckelmann, Johann Joachim

 
(1717-68) Arqueólogo alemán, el primero que estudió con método científico el arte de la Antigüedad. Su obra (Historia del arte de la Antigüedad, De la capacidad de sentir lo bello, etc.) sancionó el neoclasicismo que estaba germinando.
Ejemplos ?
XVIII Johann Joachim Winckelmann escribió y propuso una enorme Historia del Arte, la misma era sin embargo poco indulgente con el por Winckelmann considerado "arte bárbaro" del Medioevo, aunque tal obra fue revalorizada por los estudiosos romanticistas como John Ruskin.
Goethe le encargó un busto de Johann Joachim Winckelmann y vivieron juntos en el estudio de Ceracchi por un breve período en 1788.
La comunicación en estética se efectúa por «simpatía», compartiendo estados de ánimo que se han vivido recíprocamente. Johann Joachim Winckelmann es considerado el padre de la historiografía del arte, creando una metodología científica para la clasificación de las artes y basando la historia del arte en una teoría estética de influencia neoplatónica: la belleza es el resultado de una materialización de la idea.
La iglesia neogótica de San Pedro, en el oeste, con su aguja de 66 metros de alto, se acabó en 1809. La filosofía de Jean-Jacques Rousseau y la estética de Johann Joachim Winckelmann subyace al diseño del parque.
A comienzos del XIX, Ennio Quirino Visconti polemizó con Johann Joachim Winckelmann y otros historiadores del arte sobre la identificación del "Sardanapalus", entonces en el Museo Pio-Clementino, y propuso la interpretación actualmente aceptada.
Dos siglos después, Johann Joachim Winckelmann puso las bases de una ciencia, en la que se han basado hasta hoy, de nuevo dos siglos más tarde, las disciplinas de la Arqueología y la Historia del Arte.
A este ambiente de valoración del legado clásico grecorromano influyó el hallazgo arqueológico de Pompeya y Herculano, junto a la difusión de un ideario de perfección de las formas clásicas efectuado por Johann Joachim Winckelmann.
A los 15 años pasó al servicio del embajador francés ante la Santa Sede, el Conde de Cani, en calidad de secretario. Es posible que allí conociera al célebre helenista Johann Joachim Winckelmann.
Esta metodología fue la que se impuso hasta el siglo XVIII, cuando el historiador alemán Johann Joachim Winckelmann inició un nuevo tipo de análisis del arte buscando en el desarrollo de las civilizaciones una evolución estilística.
La escultura pasó a manos del príncipe Chigi. Johann Joachim Winckelmann la describió en su Geschichte der Kunst des Altertums (tomo V, capítulo II).
A este ambiente de valoración del legado clásico grecorromano influyó el hallazgo arqueológico de Pompeya y Herculano, junto a la difusión de un ideario de perfección de las formas clásicas efectuado por Johann Joachim Winckelmann, quien postuló que en la antigua Grecia se dio la belleza perfecta, generando un mito sobre la perfección de la belleza clásica que aún condiciona la percepción del arte hoy día.
En Reflexión sobre la imitación de las obras de arte griegas (1755), Johann Joachim Winckelmann afirmó que los griegos llegaron a un estado de perfección total en la imitación de la naturaleza, por lo que nosotros sólo podemos imitar a los griegos.