Jacinto Benavente


Búsquedas relacionadas con Jacinto Benavente: Gabriela Mistral

Benavente, Jacinto

 
(1866-1954) Dramaturgo español. Fue premio Nobel de Literatura en 1922. Los asuntos de sus comedias presentan una visión irónica y complaciente de la vida de la burguesía. Obras: La comida de las fieras (1898), La gobernadora (1901), La noche del sábado (1904), Señora ama (1908), Los intereses creados (1909), La malquerida (1913), La ciudad alegre y confiada (1916), Aves y pájaros (1940) y Pepa Doncel (1928), entre otras.
Ejemplos ?
En el Café de Gato Negro, en la calle del Príncipe, junto al Teatro de la Comedia, Jacinto Benavente mantenía una tertulia modernista.
En una segunda etapa madrileña empieza a publicar en Revista Nueva y La Vida Literaria, además de afrontar la dirección de El Álbum de Madrid; se relaciona con Pío Baroja, Azorín, Ramiro de Maeztu, Valle-Inclán, Jacinto Benavente, Mariano Miguel de Val, Salvador Rueda, Amado Nervo y el mismísimo Rubén Darío.
Entre los madrileños ilustres se encuentran varios reyes, dos Premios Nobel de Literatura (José de Echegaray y Jacinto Benavente) y, sobre todo, cuatro figuras de dimensión universal en la Historia de la Literatura: en el siglo XVI nacen Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Francisco de Quevedo y Calderón de la Barca.
Algunos autores se especializaron en este tipo de piezas, como Francisco Bances Candamo, Agustín de Salazar y sobre todo Antonio de Solís, seguramente el autor más original del género. En tiempos modernos escribieron loas Jacinto Benavente Ramón María del Valle-Inclán o Federico García Lorca.
Hasta que es clausurada la sala Rex en febrero de 1929 por hacer caso omiso al luto nacional por la muerte de Maria Cristina, la madre del rey Alfonso XIII, se interpretaron: La arañita en el espejo, Doctor Death de 3 a 5 y Lo invisible de Azorín; Asclepigenia de Juan Valera; Despedida a Rubén, homenaje al poeta nicaragüense Rubén Darío; El Oso de Antón Chéjov; Dúo de Paulino Masip, Orfeo de Jean Cocteau, que comenzó con un recital de poesía moderna a cargo de Cipriano Rivas Cherif, y en la que los decorados eran de Salvador Bartolozzi; Si creerás tú que es por mi gusto de Jacinto Benavente, y una obra del propio Rivas Cherif, Un sueño de la Razón en la que se trata un triángulo amoroso y la atracción entre dos mujeres y que aborda con una gran delicadeza.
En su repertorio encontramos Los baños de Argel de Cervantes, El alcalde de Zalamea, La vida es sueño y el auto sacramental El gran Teatro del Mundo de Calderón de la Barca, o Hamlet y El mercader de Venecia de William Shakespeare.Entre las obras modernas se representaron comedias de Carlos Arniches y Jacinto Benavente, y dramas de Francisco Martínez de la Rosa y Eugene O'Neill.
Durante 1950- 1951, siguió con sus actividades en el ámbito universitario y forma en Puerto Rico una compañía con la que representará obras de Federico García Lorca como Yerma, o La casa de Bernarda Alba, de Jacinto Benavente La Malquerida, y de Benito Pérez Galdós, Marianela.
Lo mismo sucedió con Champagne señoritas de Enrique de Suárez de Deza y El corazón manda de Francis Croisset; El caballero de Varona de Jacinto Grau; Un marido ideal y El fantasma de Canterville de Oscar Wilde; La mala ley y El rosal de las tres rosas de Manuel Linares Rivas; Lo cursi y El hombrecito de Jacinto Benavente; Cándida de Bernard Shaw; De la noche a la mañana de José López Rubio y Eduardo Ugarte; Lady Frederick de William Somerset; y una adaptación de Rivas Cherif de Pepita Jiménez de Juan Valera.
Editado por Juan Aguilera Sastre, publicado por Ediciones del Orto (Colección “Breviarios de Talía” 3/4), 2010. Vida y obras equivocadas de Jacinto Benavente.
Algunas de las obras que llevaron a escena en la gira Latinoamericana fueron: Rosas de otoño de Jacinto Benavente, estreno que no fue del agrado de Rivas Cherif y que intento arreglar saliendo a recitar Cantos a la Argentina de Rubén Dario, pero aun así no recibió buenas críticas, pues pensaban los críticos que no estaba a la altura del teatro que hacía Rivas Cherif.
Como comediógrafo sigue la estela de Leandro Fernández de Moratín y Manuel Bretón de los Herreros y hace gala de un sistema de valores claramente burgués y de clase media, por medio de una comedia de salón realista y moralizadora. Se muestra, pues, un precursor del teatro de Adelardo López de Ayala y de la alta comedia de Jacinto Benavente.
Por su parte, el "drama burgués", herencia del siglo XIX español, se especializó en retratar conflictos surgidos en el seno de la clase media-alta de la sociedad, que era su público más asiduo; de ahí que la crítica contenida en algunos de sus mejores ejemplos estuviese presentada de forma amable. El mejor exponente fue Jacinto Benavente, Premio Nobel de Literatura en 1922, y junto a él Gregorio Martínez Sierra.