Indias Orientales Holandesas

Indias Orientales Holandesas

 
V. Indonesia, República de.
Ejemplos ?
Cook obligaba a su tripulación a comer cítricos y chucrut, aunque todavía nadie entendía las razones por las que ingerir estos alimentos prevenía el escorbuto. Luego navegó hacia Batavia, la capital de las Indias Orientales Holandesas, por reparaciones.
Las fuerzas de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, y de las Islas del Pacífico, empezaron una larga campaña para recuperar las partes ocupadas de las Islas Salomón, Nueva Guinea, y las Indias Orientales Holandesas, sufriendo algunas de las resistencias más duras de toda la guerra.
El primer dato conocido fue su entrada al servicio de la Oude compagnie (Antigua empresa), una de las predecesores de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales (Verenigde Oostindische Compagnie o VOC), como piloto a bordo del Hollandia, un barco de la segunda flota enviada por los holandeses a las Indias Orientales Holandesas en 1598.
En 1838 viajó a bordo del barco comandado por su padre a las Indias Orientales Holandesas, a cuya capital, Batavia, arribaron en 1839.
En el periodo de 1905 y 1945 con Indonesia revuelta en su camino hacia la independencia, dos guerras, y una crisis económica mundial, sin embargo el jardín botánico tuvo pocas dificultades económicas debido a la fuerte posición económica de las Indias Orientales Holandesas, y pudo seguir su labor con la apertura del laboratorio Treub en 1914.
La Segunda Guerra Mundial brindó a Japón la ocasión de conquistar grandes zonas de Asia, penetrando en China y ocupando las colonias europeas de la Indochina francesa, Malasia británica, Norte de Borneo, Singapur, Hong Kong, Filipinas, Birmania británica e Indias Orientales Holandesas (entre otras), aunque sólo durante la duración de la guerra.
Las Filipinas y las colonias británicas de Malasia, Borneo, y Birmania siguieron poco después, con la intención Japonesa de apoderarse de los campos petrolíferos de las Indias Orientales Holandesas.
El buque navegó hacia América del Sur, África del Sur, Australia, Fiyi, Japón, China, Hong Kong, Singapur y las Indias Orientales Holandesas, antes de regresar a Sudáfrica en abril de 1882.
En febrero de 1931 se inició un servicio semanal entre Londres y Tanganika como parte de la ruta a Ciudad del Cabo y en abril se realizó un vuelo experimental Londres-Australia con correo a bordo; el correo fue transferido a las Indias Orientales Holandesas y tardó 26 días en llegar a Sydney.
En el siglo XVII las islas fueron conquistadas por la Compañía de las Indias Orientales Holandesas, y utilizadas como base para el tráfico de esclavos.
Mientras muchas fuentes sostienen que la mayoría de mujeres provenía de Japón; otras, incluyendo a Yoshimi, argumentan que 200.000 mujeres, en su mayoría de Corea y China y algunos otros países como Filipinas, Taiwán, Birmania, las Indias Orientales Holandesas, Holanda, y Australia, fueron forzadas a emprender tal actividad sexual.
Después de la publicación de El Origen de las especies de Darwin, cuando aún no se había encontrado ningún antepasado de los humanos, Haeckel postulaba que la evidencia de la evolución humana se podía encontrar en las Indias Orientales Holandesas, y describió esas teorías con gran detalle, reconociendo que los simios y humanos tenían un origen común, y que debía de haber habido una especie intermedia, a la que dio el nombre de hombre simio o Pithecanthropus, la cual, aunque humana en muchos aspectos, no poseía la que consideraba verdadera característica del hombre, el lenguaje, por lo que la denominó Pithecantrhopus alalus.