Indiana

indiana

s. f. TEXTIL Tela de lino o algodón estampada por un solo lado las indianas antiguas se pintaban a mano.

indiana

 
f. Tela de hilo o algodón, estampada por un solo lado.

Indiana

 
Estado del centro-E de E.U.A., al S del lago Michigan, limítrofe con los estados de Michigan (N), Ohio (E), Kentucky (S) e Illinois (O); 93 720 km2 y 5 544 159 h. Cap., Indianápolis. Cereales; ganadería y avicultura.
Traducciones

Indiana

Indiana

Indiana

Indiana

indiana

SFprinted calico
Ejemplos ?
Incorporóse María Vicenta, andando como una autómata; fue al cajón de su máquina de coser y, de entre carretes revueltos y retales de indiana arrugados, sacó un envoltorio de papel que contenía calderilla.
Basábase el plan de Artigas que antecede, en el principio ajustado a una observación profundamente exacta de nuestra realidad indiana, según la cual los límites anteriormente fijados por la Corona para separar administrativamente sus Virreinatos y Capitanías Generales y, dentro de aquéllos, sus Intendencias y Gobernaciones, no correspondía sino excepcionalmente a las conveniencias, intereses, vinculaciones, etc., de las sociedades que albergaban.
Si Lavalleja no hubiera encabezado la “Cruzada de los Treinta y Tres” – lance de heroísmo que dejó absortos de admiración a los contemporáneos y que sólo tiene par en el proceso de la disgregación de América Indiana en la invasión a Venezuela de los 44 que condujo Mariño desde el islote de Chacachacare a Guiría el 12 de enero de 1813 – es muy posible – para mí es seguro – que los hijos de los hijos de los testigos de sus trabajos y luchas apenas sabríamos borrosamente que fue un buen soldado en el sentido de “peleador” incansable y valeroso.
Revolcándose en su estera, daba espantosos alaridos, llamaba a la española con los nombres más cariñosos que había aprendido de Lucía, más después, volviendo de su delirio, la rechazaba, la llenaba de imprecaciones en su lengua indiana, y saliendo despavorido, vagaba como un loco por las selvas.
TIBON, Gutierre, Historia del Nombre y de la Fundación de México, Fondo de Cultura Económica, México, 1975. TORQUEMADA, Juan de, Monarquía Indiana, Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM, México, 1975.
Por visibilidad circunstancial de la secuencia histórica para este tiempo la corrupción en la burocracia indiana ya era una realidad tan endémica y sobrepasaba las expectativas de lo anti-católico (considerado herejía en su momento) o cultural.
Para los revolucionarios, América suple al Rey; para los reaccionarios la unidad indiana sólo se conservará si permanece, aunque idealmente, la obediencia al monarca.
Por ser exactas estas consideraciones es que, aplicadas a la “Guerra de la Revolución Indiana”, explican muchos sucesos y actitudes que, mirados sin las debidas correlaciones, nos muestran más de una vez a algunos próceres en contradicción de hechos y renunciamientos.
¡Si las oligarquías nacientes en lugar de ocultar sus planes de predominio centralizado en concepciones constitucionales extrañas a nuestro ambiente y por lo mismo de tonalidades atractivas para los amigos de la novelería, hubieran cedido en sus designios y reconocido personalidad d los “Pueblos Libres” que Artigas fomentaba en base a las repúblicas comunalistas de resplandeciente tradición indiana!
Según Solórzano, en su Política Indiana, sólo una vez se vio acatada esta justiciera prescripción, y fué cuando, en el Cuzco, y en público cadalso, se cortó la mano á un español que abofeteara á un cacique.
El señor Lheureux, en efecto, tenía casa de empeños, y era a11í donde había guardado la cadena de oro de Madame Bovary, junto con los pendientes del pobre tío Tellier, quien, forzado al fin a vender, había comprado en Quincampoix una mísera tienda de alimentación, donde se moría de su catarro crónico, en medio de sus velas, menos amarillentas que su cara. Indiana: tela de algodón estampada, fabricada primitivamente en la India e imitada después en Europa.
La Recopilación Indiana, aunque contenía un gran número de disposiciones más o menos conexas con la legislación mercantil no era un verdadero Código de Comercio en el sentido específico de esta palabra: era, propiamente hablando, una recopilación de preceptos de administración y policía mercantil.