Ignacio Agustí

Agustí, Ignacio

 
(1913-74) Escritor español. Autor del título general La ceniza fue árbol (Mariona Rebull, 1943; El viudo Rius, 1944, y Diecinueve de julio, 1965, entre otras).
Ejemplos ?
Los miembros del jurado fueron: Ignacio Agustí, Joan Teixidor, José Vergés, Juan Ramón Masoliver, Álvaro Ruibal y Rafael Vázquez Zamora, este último actuando de secretario.
Ignacio Agustí Peypoch (Llissá de Vall, Barcelona; 3 de septiembre de 1913 - Barcelona; 26 de febrero de 1974) fue un escritor y periodista español.
Tenía prestigio a causa de su redacción heterogénea (Federico Gallo, Manuel del Arco, Pascual Maisterra, Josep Pernau, Juan Segura Palomares, Jaume Miravitlles o Josep Maria Lladó). En septiembre de 1966 Ignacio Agustí fue cesado como director por un artículo sobre una manifestación de curas.
Andreu-Avel·lí Artís (1964-1966) Ignacio Agustí (1966) Carlos Sentís (1966-1968) Manuel del Arco (1968) Manuel Ibáñez y Escofet (1968-1975) Pere-Oriol Costa (1976) César Molinero Tristán La Rosa Juan Francisco Torres (Crítico de cine) Joan de Sagarra ("El día de siempre") Ramon Barnils ("A media luz") Federico Gallo Pascual Maisterra Juan Segura Palomares Manuel del Arco Josep Pernau ("Periferia") Ana María Moix ("Veinticuatro horas de la vida de...") Jaume Miravitlles Lluís Bassets Avel·lí Artís i Gener...
1971: Fernandel (Fernand Joseph Desiré Constandin), actor francés (n. 1903). 1974: Ignacio Agustí, escritor y periodista español (n. 1913).
En Cataluña, Santos conoce, mediante Ignacio Agustí, al pintor e ilustrador catalán Emilio Grau Sala, artista que se convirtió en su marido en 1936.
Sender, Max Aub, Francisco Ayala, Camilo José Cela, Ignacio Agustí, Gonzalo Torrente Ballester, Carmen Laforet, Miguel Delibes, Elena Quiroga, Alejandro Núñez Alonso, Ricardo Fernández de la Reguera, José Luis Castillo-Puche, Ángel María de Lera, Tomás Salvador, Enrique Azcoaga, Ana María Matute, Rafael Sánchez Ferlosio, Mario Lacruz, Jesús Fernández Santos, Juan Goytisolo o Ignacio Aldecoa, entre otros.
En el caso del catalán, esa mutación domina la década de 1940, cuando narradores como Sebastià Juan Arbó, Ignacio Agustí o José María Gironella, empezaron a emplear el castellano en sus novelas, a pesar de haber escrito en catalán antes de la guerra.