Ejemplos ?
Las mujeres muy inteligentes, según los escritos del siglo XII de Sharif al-Idrisi, tenían una mayor probabilidad de ser lesbianas; su poder intelectual las ponía en una posición más a la par con los varones.
De acuerdo con la versión más común, el nombre de la ciudad proviene del griego γιαλος (yalos) - "costa", pero existe la hipótesis de que la ciudad tiene origen turco. La primera mención de Yalta, data del año 1154, nos encontramos con un historiador árabe Al-Idrisi.
El geógrafo árabe, Muhammad al-Idrisi, elaboró su mapa, la Tabula Rogeriana, en 1154, incorporando el África conocida, el océano Índico y el Extremo Oriente conocido, compilando la información de los comerciantes y exploradores árabes y la heredada de los geógrafos clásicos para crear el mapa más exacto del mundo en su tiempo y durante los siguientes tres siglos.
Se introdujeron avances en los sistemas de regadío; en la ciudad florecían los baños y las mezquitas y efervescía en el puerto el comercio de la seda, el aceite y la uva. Buena prueba de todo ello nos deja la obra de Al Idrisi.
El actual nombre de la localidad proviene del nombre árabe de la alquería de Gaurab, nombrada con ese nombre en el siglo XII por el historiador árabe al-Idrisi como una de las pertenecientes al término de Guadix.
En época de los árabes nos cuenta Al-Idrisi que las aguas del Cabriel trasladaban los troncos de pino que se cortaban en Kelasa o Al-Qala (Alcalá de la Vega)hasta Cullera.
Probablemente se trata del Qantara-Asqabach o Ascayata, que puede traducirse por «el puente más cercano», al que alude Al-Idrisi en el siglo XII, situándolo entre Murcia y Librilla, en el camino de Almería.
Poco más tarde, gracias a los importantes recursos de la tierra, subió de nivel convirtiéndose en una colonia llamada Colonia Aurelia Commoda, en honor al emperador Marco Aurelio Cómodo Antonino. El nombre árabe de Hammamet es mencionado por primera vez en el siglo XII por el geógrafo Abu Abd Allah Muhammad al-Idrisi.
Las primeras noticias que se tienen datan del siglo XII, cuando el célebre geógrafo granadino al-Idrisi señaló la existencia de un castillo en Cádiar, al que antiguamente se le había llamado " Hisn al-Qadir " («castillo del juez») en época Andalusí.
La pérdida del poder de los Banu Mughayd o "Al Aid" (Aididas), que conservaron influencia en los territorios alrededor de Abha, provocó el ascenso de una nueva dinastía encabezada por Sayyid Muhammad ben Ali al Idrisi, descendiente de Ahmad ben Idris, emigrado de Marruecos que había fundado la "tarika" de los Ahmadiyya o Idrisiyya en 1830 (un discípulo suyo fundó la secta de los Sanusiyya, luego soberanos de Libia).
Es de particular interés su estudio de los mapas de España del siglo XVI. Investigó además el itinerario de Antonino Pío y la Descripción de España de Al Idrisi.
En 1920 las tropas sauditas de Nechd penetraron en Alto Asir, y ocuparon Abha, pero los británicos, protectores del emir Idrisida de Asir, impidieron la anexión. En verano, no obstante Muhammad al Idrisi reconoció el protectorado de Abdul Aziz de Nechd sobre el Alto Asir.